Conductores ebrios o bajo efectos de droga serían multados hasta con RD$51 mil








Santo Domingo
A partir del próximo año, cuando se empezarían a utilizar los alcoholímetros, aparatos contemplados en la nueva Ley 63-17 de Movilidad, Transporte Terrestre, Tránsito y Seguridad Vial, quienes conduzcan en estado de embriaguez o bajo efectos de drogas tendrán sanciones de hasta diez salarios mínimos, equivalentes a unos 51 mil 175 pesos.
Los conductores ebrios o bajo efectos de droga serían multados hasta con 51 mil pesos
Los conductores que sean sometidos a la prueba de alcoholímetro deben recibir los resultados del nivel de alcohol que tienen en la sangre, con este recibo pueden impugnar en los tribunales en caso de que no esté de acuerdo con resultado.
Así lo considera el experto en seguridad vial Mario Holguín, quien explica que en otros países funcionan así, y no solo se hace la prueba del aliento, sino con el contacto con la piel y con la respiración, por lo que es necesario que las autoridades expliquen cómo son estos aparatos.
Para esto recomienda que haya un laboratorio que analice las pruebas, para que no sean las autoridades de tránsito juez y parte.
¿Cuándo deben hacerse las pruebas de alcoholemia?
Las horas nocturnas son las ideales para aplicar la alcoholemia. Son mejores para medir el grado de concentración de alcohol en la sangre, pues durante el día trastornan el tránsito y es en la noche cuando más se consume alcohol en República Dominicana, según el especialista. 
Lo que contempla la Ley 63-17
El artículo  256 de la ley 63-17 prohíbe conducir en estado de embriaguez y  el artículo 257 a los que conduzcan bajo los efectos de la droga o sustancia controladas.
 En ambos casos la sanción que establece la ley es de cinco a diez salarios mínimos y  la reducción de los puntos de la licencia, que  determine el reglamento, sin perjuicio de las disposiciones relativas a la suspensión y cancelación de la licencia de conducir.
 “Cuando se compruebe además del consumo, la posesión de drogas o sustancias controladas, se considerará dicha acción como una agravante y se procederá conforme a la Ley No.50-88, del 30 de mayo de 1988, sobre Drogas y Sustancias Controladas de la República Dominicana, y sus modificaciones”.
Grado de alcohol
El artículo 258, de la alcoholemia, establece que “se considerará ilegal conducir un vehículo de motor por las vías públicas cuando el grado de alcoholemia sea superior a 0.5 gramos por litro (gr/l) en la sangre o 0.25 miligramos por litro (mgr/1) en el aire espirado, según resulte de la alcoholimetría realizada por los agentes de la Dirección General de Seguridad de Tránsito y Transporte Terrestre (Digesett)”.
En el caso de los conductores de vehículos del transporte público o los que porten un permiso de aprendizaje debe ser 0.0 el grado de alcohol en la sangre.
 Mientras  que para los que conduzcan motocicletas “no deberán conducir con más de 0.2 gramos de alcohol por litro de sangre o 0.1 miligramos por litro (mgr/1) en el aire espirado, según resulte de la alcoholimetría realizada por los agentes de la Digesett.
¿Qué pasa cuando dan positivo en el alcoholímetro?
 “El agente de la Digesett podrá mantener bajo vigilancia al conductor hasta por cuatro (4) horas. Sin embargo, el conductor podrá marcharse inmediatamente si se presenta un familiar o relacionado que se responsabilice de llevarlo a su destino”.
Prueba para detectar la droga
El artículo 260 de la ley de Movilidad de Movilidad, Transporte Terrestre, Tránsito y Seguridad Vial establece la prueba toxicológica, que consiste en la toma de saliva, “mediante un detector de drogas estéril y descartable, cuyo uso y aptitud hayan sido debidamente acreditados. Los dispositivos de detección, a través de un sistema de reactivos químicos selectivos, informarán si el conductor registra en su organismo la presencia de alguna sustancia prohibida o controlada que disminuya la aptitud y facultades para conducir.
Los aparatos para prueba de alcoholimetría
El artículo 263 establece que los agentes de la Digesett realizarán la alcoholimetría y las pruebas toxicológicas con instrumentos que garanticen la calidad de la medición o detección, adecuadamente certificados y calibrados, y utilizarán con cada individuo un dispositivo personal de material descartable.
 Cuando el conductor se niega a someterse a la prueba
En los  párrafo 1 y 2  del artículo 263 de la Ley 63-17,  establece que sea llevado al tribunal de transito más cercano o  al juzgado de paz cuando se niegue a someterse a la prueba con el alcoholímetro y,  si no está de acuerdo con los resultados, puede pedir que lo lleven a un centro médico para que les practiquen unos análisis. Los gastos deberán ser cubiertos por el conductor.
“Cuando el conductor se niegue a efectuarse dicha prueba, el agente de la Digesett lo hará constar en el acta que levantará al efecto y lo conducirá al tribunal especial de tránsito más cercano o al juzgado de paz de la jurisdicción correspondiente. En el caso de que se dificulte constatar el nivel de alcohol en la sangre por cualquier causa atribuible al conductor, se procederá de igual forma que ante la negativa a realizar la prueba” especifica el párrafo 1; y en el 2 dice: “Si la prueba arroja un resultado positivo, los conductores, a modo de contraprueba, podrán solicitar análisis confirmatorios, en los que le serán tomadas muestras orgánicas. El agente de la Digesett gestionará el traslado del conductor a través de una de sus unidades o cualquier otra vía de transporte disponible, a la prestadora de salud que corresponda. Los gastos médicos, de insumos u otros derivados de la práctica solicitada estarán a cargo del interesado”. 



¿Sabía que no es la primera vez que se anuncia el uso de los alcoholímetros en RD?
Santo Domingo
¿Sabía que no es la primera vez que anuncian el uso de alcoholímetro para medir el alcohol en la sangre de los conductores en el país? Aunque muchos quizá no lo recuerden, hace una década (en 2007) el entonces director de la Autoridad Metropolitana de Transporte (Amet), José Sigfrido Fernández Fadul, dispuso el uso de mil 200 aparatos para reducir los accidentes de tránsito en un 40 por ciento, y en otros operativos posteriores también se dijo que serían aplicados.

Esa medida fue lanzada con el uso del gas pimenta para evitar la agresión de los conductores a los agentes del tránsito.
Recientemente, la directora del Instituto Nacional de Tránsito y Transporte Terrestre (Intrant), Claudia Franchesca de los Santos, hizo el anuncio al recibir una donación de 32 aparatos, los cuales se empezarán a aplicar en 2018.
¿Sabía que no es la primera vez que se anuncia el uso de los alcoholímetros en RD?
En 2007 la medida fue adoptada de manera administrativa y aplicada esporádicamente. Sin embargo, es ahora que la Ley 63-17 de Movilidad, Transporte Terrestre, Tránsito y Seguridad Vial contempla el uso de los alcoholímetros y otros aparatos para medir el consumo de droga en los conductores y el de conocer la velocidad de desplazamiento de los vehículos.
Así lo explicó el experto en seguridad vial Mario Holguín,  presidente Fundación Red de la Dignidad (FundaReD), quien dice que con  “un conjunto de medidas aplicadas simultáneamente y a nivel nacional es que se logran los resultados de reducción en las víctimas  de tránsito” y no solo con el uso alcoholímetro en operativos esporádicos.
Hasta ahora los alcoholímetros que se han usado en el país son los que el conductor sopla un pitillo y se mide el nivel de alcohol en la sangre, lo que a su juicio no dieron los resultados esperados.
Entiende que deben darse a conocer  los reglamentos de la ley 63-17 para esos fines y además establecer un protocolo de actuación.
Esa ley le atribuye al Intrant, en su artículo 22, numeral 7, el uso de instrumento para medir la velocidad, ingesta de alcohol y droga, que será aplicado a los conductores por la Dirección General de Seguridad de Transito y Transporte Terrestre (Digesett), pero no se ha anunciado el Plan de Seguridad Vial que será coordinado con el Intrant, afirma el especialista, al destacar que el mismo debe ser consensuado por la sociedad civil, las iglesias y otros sectores.
El experto destacó que en 2016 se produjeron dos mil 122 muertes por accidentes de tránsito, sin contar las personas que fallecieron en los hospitales o en sus casas, tras ser dadas de alta, cuya cifra podría ser el  doble, aunque en el país no hay estadísticas exactas.




Quienes no pasen el alcoholímetro pueden ser detenidos y multados por más de RD$25 mil
SANTO DOMINGO. La llegada al país de ocho alcoholímetros y 32 alcoholímetros de tamizaje es el segundo intento reciente del Estado dominicano de poner en marcha un sistema para combatir el consumo de alcohol mientras las personas conducen.
Esta vez, a diferencia de lo que ocurría en diciembre de 2009, cuando en un plan de seguridad navideño se intentó implementar, la ley es más clara sobre la aplicación de la medida.
Aunque el Instituto Nacional de Tránsito y Transporte Terrestre (Intrant) no precisó cuándo comenzará a aplicar los alcohólimetros, el hecho de que se hable de “cursos intensivos” para los agentes que lo utilizarán implica que sería en un corto plazo.
¿Puede un ciudadano negarse a tomar la prueba?
El artículo 263 de la Ley de Movilidad 63-17 señala que los agentes de la Digesett (Amet) “estarán autorizados a practicar a los conductores y peatones el control de alcoholemia o toxicológico. Añade que cuando el conductor se niegue a efectuarse dicha prueba, el agente lo hará constar en el acta que levantará al efecto y lo conducirá al Tribunal Especial de Tránsito más cercano o al juzgado de paz de la jurisdicción correspondiente. En el caso de que se dificulte constatar el nivel de alcohol en la sangre por cualquier causa atribuible al conductor, se procederá de igual forma que ante la negativa a realizar la prueba.
¿Cuáles son los niveles de alcohol permitidos?
La ley indica que es ilegal conducir un vehículo de motor por las vías públicas cuando el grado de alcoholemia sea superior a 0.5 gramos por litro (gr/1) en la sangre o 0.25 miligramos por litro (mgr/1) en el aire espirado, según resulte de la alcoholimetría realizada por los agentes de la DIGESETT.
En el caso de quienes viajan en transporte público el grado de alcoholemia debe ser 0.0 gramos (cero).
Y los motociclistas no deberán conducir con más de 0.2 gramos de alcohol por litro de sangre o 0.1 miligramos por litro (mgr/1) en el aire espirado, según resulte de la alcoholimetría realizada por los agentes de la DIGESETT.
¿Cuánto será la multa?
Las personas que incurran en la violación a esta disposición serán sancionadas con una multa equivalente de cinco (5) a diez (10) salarios mínimos del que impere en el sector público centralizado y la reducción de los puntos de la licencia que determine el reglamento. El salario mínimo del sector público centralizado al cuatro de diciembre de este año es de RD$ 5,117.50, multiplicado es de 25,587.50, hasta 51,175.50
¿Puedo transitar ingiriendo bebidas alcohólicas, aunque pase el alcoholímetro?
No. La ley prohíbe conducir en estado de embriaguez y prohíbe a los conductores de vehículos ingerir bebidas alcohólicas mientras transitan por las vías públicas.
Share on Google Plus

About SFM News

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario