El castigo a los Bravos le reporta US$2,5 millones al dominicano Yunior Severino


SANTO DOMINGO. Nomar Mazara firmó en 2011 por casi US$5 millones, debutó en 2016 en las Grandes Ligas tras cuatro cursos en ligas menores, lleva dos temporadas como titular ganando el mínimo (US$546 mil en 2017) y ya remolcó 100 carreras. Pero no será hasta 2019 cuando podrá discutir su salario en arbitraje para aspirar a recibir otro desembolso de siete dígitos.
La estructura de la MLB contempla un largo recorrido de hasta una década cumpliendo las expectativas entre la firma inicial y el dinero grande, aun para fenómenos como Mazara, que ha roto los patrones de precocidad.
Pero Yunior Severino ya puede decir que verá un segundo depósito de alto volumen en su cuenta antes de llegar a clase A corta. Este torpedero capitaleño que batea a las dos manos es uno de los beneficiados del castigo ejemplar que ha dado la Major League Baseball (MLB) a los Bravos por saltarse las reglas para reclutar talento aficionado.
Severino firmó en julio de 2016 por un bono de US$1,9 millones con el conjunto de Georgia y el verano pasado debutó como profesional entre la Liga de Verano Dominicana y la del Golfo (Florida), ambas de novatos, con salarios mensuales de US$850 y US$1,100.
Pero el mes pasado la MLB lo dejó en libertad junto a otros 12 jugadores que los Bravos ficharon bajo la cuestionada gestión del ex gerente general John Coppollela, un movimiento que le hizo perder al equipo los US$15,7 millones que invirtió en sus fichajes. Una profunda investigación de las Grandes Ligas encontró que el equipo contrató a cinco prospectos extranjeros por cifras mayores a las que fueron reportadas, con lo que violaron los límites para las firmas internacionales.
El grupo realizó este mes varias exhibiciones para buscar nuevos equipos y a Severino los Mellizos lo han fichado por US$2,5 millones, un dinero que en agosto no estaba en sus planes y que llega sin el gravamen que tuvo que hacer al entrenador cubano Rudy Santin (quien lo entrenó y promovió) con el primer fichaje.
Yenci Peña y Yefri del Rosario también sumaron miles de dólares extras este mes. Peña, torpedero, capturó un bono de US$1,050,000 de los Bravos en 2016 y ahora acaba de firmar por US$675,000 con los Rangers. Del Rosario, lanzador derecho, logró US$1 millón el año pasado con Atlanta y acaba de recibir otros US$650,000 de los Reales.
Juan Contreras, lanzador derecho que pactó por US$1,2 millones en 2016, sigue a la espera de equipo.
Los dominicanos Brandol Mézquita y Ángel Rojas y el venezolano Antonio Sucre, la MLB declaró que fueron firmados en “paquetes”, es decir, que en sus contratos decía que recibirían US$300 mil pero en realidad parte de ese dinero no fue a sus bolsillos, siguen sin firmar.
Estos jugadores podrán firmar con otros clubes hasta el 15 de enero de 2018 por montos menores a los US$200 mil para que el dinero no figure en los gastos del año fiscal 2017-2018. Después de la fecha, si fichan no recibirán dinero. Si deciden retornar con los Bravos tendrán que esperar hasta el primero de mayo, pero no recibirán ningún dinero adicional.
El gran ganador
Kevin Maitán logró el bono más alto en la historia para venezolanos con US$4,250,000. Fue dejado libre por el incidente y acaba de recibir US$2,2 millones de los Angelinos de Anaheim. El cubano Juan Carlos Negret, que había logrado US$1 millón en 2016 ha conseguido una cifra similar este mes con los Reales.
Bajón millonario
Jelfry Marte recibió un golpe demoledor el mes pasado cuando los Mellizos anularon el acuerdo que habían llegado en julio por US$3 millones porque argumentaban que la prueba física arrojó fallas en su vista.
Los Rays de Tampa Bay han apostado por el torpedero por US$820 mil.
NPerez@diariolibre.com


    Share on Google Plus

    About SFM News

    This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
      Blogger Comment
      Facebook Comment

    0 comentarios:

    Publicar un comentario