$50.000 por cambio de cauchos y $300.000 por pintura: el desquiciado costo de mantener uno de los míticos McLaren F1


Tener un coche de lujo puede ser algo fascinante, pero también muy costoso. Los gastos no acaban después de pagar unos cuantos cientos de miles (o millones) de dólares, como es el caso del legendario y exclusivo McLaren F1, cuyo mantenimiento es increíblemente costoso.
Bruce Weiner, coleccionista de coches y antiguo propietario de un F1, comentó en una entrevista que aprendió esto por las malas. Apenas cuatro meses después de negociar la compra de un F1 por la suma de 1,2 millones de dólares comenzó a sentir el impacto de los costos de mantenimiento.
El McLaren F1 es un coche que difiere de la enorme mayoría de superdeportivos como Ferraris y Lamborghinis porque, mientras estos son coches de carretera que pueden ser llevados a las pistas de carrera, el F1 es un coche de carreras que fue adaptado para circular legalmente en autopistas tradicionales. Esto significa que sus, al igual que los coches de carrera y monoplazas, sus piezas no solo se desgastan con el uso sino también con el paso del tiempo.
Dicho de otro modo, cada cierta cantidad de tiempo el propietario tiene que cambiar algunas piezas, así no haya usado el coche en todo ese tiempo. Y, por supuesto, las piezas no son nada baratas.
Cambiar la pila de combustible es obligatorio cada 5 años, y tiene un precio de 110.000 dólares. El embrague debe reemplazarse cada 3.200 a 4.900 kilómetros o 3 años, lo que suceda primero. Incluso el extintor, diseñado para adaptarse a un espacio en concreto del coche, cuesta 800 dólares y tiene que cambiarse cada cierto tiempo.
Pintar el coche por completo cuesta unos 330.000 dólares y es un proceso que toma seis meses, dado que es desarmado y pintado pieza a pieza. A todos estos precios se le tiene que sumar el costo de enviar el F1 a la sede de McLaren en Reino Unido o a uno de los dos talleres especializados en Estados Unidos.
En el caso de los cauchos, cambiarlos tiene un costo de 50.000 dólares por lo complicado del proceso. Solamente los cauchos cuestan unos 7.000 dólares, pero dado que es un coche de carreras no se pueden balancear como un coche normal, sino que deben balancearse mientras se ajusta la suspensión corriendo el F1 en una pista de carreras. Esto quiere decir que, además de comprar los cauchos, se debe alquilar una pista de carreras (2.000 dólares), pagar a un piloto (1.000 dólares), alquilar una ambulancia por seguridad (1.000 dólares), enviar el coche a la pista (1.000 dólares), contratar un seguro (5.000 dólares), contratar mecánicos (2.000 dólares) y pagar otros gastos para un total de 50.000 dólares por un cambio de cauchos.
Según Weiner, en promedio se gastan unos 50.000 dólares cada año en el mantenimiento del coche. El F1 es tan exclusivo que McLaren tenía un programa de “la primera revisión es gratuita”, y enviaban su mecánico especializado hasta el coche, donde quiera que estuviese. Weiner lo vendió poco más de un año después de comprarlo, y hoy en día se arrepiente porque un F1 en buen estado cuesta más de 15 millones de dólares.
Share on Google Plus

About SFM News

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario