Lo que se sabe de Devin Kelley, el autor del tiroteo en una iglesia de Texas que dejó 26 muertos



Estados Unidos: lo que se sabe de Devin Kelley, el autor del tiroteo en una iglesia de Texas que dejó 26 muertos




Una foto del atacante sacada de su cuenta de Facebook, que luego fue borrada.Derechos de autor de la imagenAFP
Image captionUna foto del atacante sacada de su cuenta de Facebook, que luego fue eliminada.

Un exmilitar que fue expulsado del ejército por mala conducta.
Poco a poco comienzan a conocerse datos de Devin Patrick Kelley, el hombre de 26 años que el domingo llevó a cabo un tiroteo en una iglesia en la localidad de Sutherland Springs, en Estados Unidos.
El ataque, que ocurrió en la Primera Iglesia Bautista, a 45 kilómetros de la ciudad de San Antonio, dejó 26 personas muertas y más de 20 heridas, según confirmó el gobernador del estado de Texas, Greg Abbott.
Según las autoridades, Kelley usó un rifle de asalto Ruger AR-15. Vestía de negro y llevaba puesto un chaleco antibalas.
El atacante escapó en su vehículo y se estrelló unos cuantos kilómetros más adelante.
Posteriormente fue encontrado muerto dentro del vehículo, donde había armas.



Sutherland Springs
Image captionEl ataque ocurrió en una iglesia en la localidad de Sutherland Springs, cerca de San Antonio, Texas.

Juzgado en un tribunal militar

Kelley fue miembro de la Fuerza Aérea de Estados Unidos. Desde 2010 sirvió en el departamento de preparación logística en la Base de la Fuerza Aérea Holloman, en Nuevo México.
Dos años después fue juzgado en una corte marcial por agredir a su esposa y a su hijo, y sentenciado a un año en prisión militar. En 2014 fue expulsado del ejército por "mala conducta".



Vigilia en la localidad de Sutherland Springs, Texas la noche del día de la matanza.Derechos de autor de la imagenREUTERS
Image caption"La mayoría de nuestra familia de la iglesia se ha ido", dijo el pastor a cargo del centro religioso.

No se sabe exactamente cómo adquirió el arma ni qué lo motivó a perpetrar el ataque.
Aunque la policía descartó el lunes que la matanza estuviese motivada por raza, religión o terrorismo y atribuyó el incidente a problemas familiares.
"No contemplamos que la acción de ayer se deba a motivos raciales o religiosos; sí podemos decirles que había una serie de problemas domésticos en su familia", dijo la policía en una conferencia de prensa.
Las autoridades dijeron también que la suegra de Kelley asistía a esa iglesia, pero que el domingo no estaba allí. Confirmaron también que le había enviado mensajes de texto "con amenazas".
A Kelley se le había negado el permiso para comprar armas en el estado de Texas, indicó el gobernador estatal, Greg Abbott.
"Este es un hombre que tenía algunos problemas mentales desde hace mucho tiempo", añadió.







El dolor de los habitantes de Sutherland Springs

Según fuentes policiales anónimas citadas por el diario The New York Times, Kelley vivía en la casa de sus padres en New Braunfels, 56 kilómetros al norte de Sutherland Springs.
Fue allí que lo acusaron de agredir a su esposa e hijo. Volvió a casarse en 2014.
Su página de Facebook fue eliminada tras el incidente, pero en su foto de perfil se lo podía ver con dos niños. También aparecía una foto de un rifle de asalto y una cita de Mark Twain: "No temo la muerte. He estado muerto por millones y millones de años antes de nacer y no he sufrido ningún inconveniente por ello".
Su perfil en la red LinkedIn sigue visible. Allí menciona que le interesan el bienestar animal, las artes y la cultura, los niños y los derechos civiles. Y se describe a sí mismo como una "persona dedicada que trabaja duro".
El hecho surge un mes después de que un hombre armado mató a 58 personas en un concierto en Las Vegas, en el ataque más letal en la historia de Estados Unidos.


Todo comenzó hacia el mediodía.
Entonces, el hombre que ha perpetrado el peor tiroteo en la historia del estado de Texas, en Estados Unidos, se encontraba en una gasolinera a punto de dirigirse hacia una iglesia con un rifle de asalto.
Mató a al menos 26 personas e hirió a otras 20 por razones que se desconocen
Él también falleció en el incidente.
Un breve relato cronológico de los acontecimientos en base a la información difundida por las autoridades y datos de la iglesia donde se produjo el suceso.
línea

Parada en la gasolinera

A las 11:20 hora local (17:20 GMT), el supuesto atacante es visto en una estación de gasolinade la cadena Valero, en la pequeña localidad de Sutherland Springs, de unos 400 habitantes.
Va vestido todo de negro.
Poco después, cruza la calle en su vehículo hacia la Primera Iglesia Bautista, donde poco antes había comenzado la misa matutina del domingo.





Iglesia de Sutherland Springs.Derechos de autor de la imagen
Image captionSe trata del tiroteo más mortífero de la historia del estado de Texas.

Camino hacia la iglesia

El atacante sale de su auto y comienza a disparar hacia la iglesia.
Se dirige a la parte derecha del templo y continúa disparando.
Entonces, decide entrar.
En la iglesia, dispara a los creyentes que asistieron a la misa. Allí mismo mueren 23 personas.





comunidad de Sotherland Springs tras el tiroteo sufrido en noviembre de 2017.Derechos de autor de la imagen
Image captionSutherland Springs es una localidad pequeña, de unos 400 habitantes.

Dos hombres lo persiguen

Dos hombres están siendo aclamados como héroes por confrontar y perseguir al agresor.
El agresor sale de la iglesia y en la calle se topa con un vecino de la zona, que le confronta.
El residente agarra su rifle y se enfrenta a él, lo que provoca que el agresor tire su arma de asalto e intente huir en su auto.
Johnnie Langendorff le dijo a medios locales que persiguió al atacante tras ver a "dos hombres intercambiando disparos".
"El atacante... huyó en su vehículo, el otro hombre vino y dijo que teníamos que perseguirlo", le dijo a la televisión local Ksat.com.
Dijo que manejaron a más de 150 km/h hasta que el atacante perdió el control de su coche -a la altura del límite entre el condado de Wilson, al que pertenece Sutherland Springs, y el de Guadalupe- y chocó. "Llevamos a la policía hasta él", agregó. "Todos los demás se dirigían a la iglesia".





Agentes de la policía y FBI en Texas tras el tiroteo ocurrido en noviembre de 2017.Derechos de autor de la imagen
Image captionEl presidente estadounidense, Donald Trump, calificó el ataque como un "acto de maldad".

Las autoridades le encuentran muerto en su vehículo. Se desconoce si se suicidó o murió por los disparos del residente que se enfrentó a él al salir de la iglesia.
En el automóvil hallan más armas de fuego.
Se desconocen los detalles del hombre que persiguió al atacante junto a Langendorff.





línea

El atacante, un hombre blanco de más de 20 años

En una rueda de prensa posterior, Freeman Martin, director regional del Departamento de Seguridad Pública de Texas, precisó que el atacante era un hombre blanco, entre los 20 y 30 años de edad.
Utilizó un rifle de asalto y portaba un chaleco antibalas.
Los medios estadounidenses, citando a fuentes policiales, le identifican como Devin Patrick Kelly, un hombre de 26 años, pero de momento el dato no fue confirmado por las autoridades.

Las víctimas, entre los 5 y los 72 años

Las autoridades no difundieron la identidad de las víctimas, pero precisaron que la edad de éstas oscila entre los 5 y los 72 años de edad.





Dos jóvenes andan de la mano tras el tiroteo ocurrido en Texas en noviembre de 2017.Derechos de autor de la imagen
Image caption"En momentos oscuros, y estos son momentos oscuros, los estadounidenses hacemos lo que mejor sabemos hacer: nos unimos", afirmó Trump.

La mayoría pereció dentro de la iglesia, dos de ellas lo hicieron fuera del templo y una más de manera posterior.
Se sabe que entre los fallecidos se encuentra la hija del pastor de la iglesia, Annabelle, que tenía tan sólo 14 años, según confirmó su propio padre a la cadena ABC.


EFE
Miami
Al menos 27 muertos y dos docenas de heridos es el saldo provisional del tiroteo en un iglesia baptista de Texas (EE.UU.) iniciado hoy por una persona sin identificar, a quien la Policía ha reportado como muerta, informaron medios locales.
Al menos 27 muertos y docenas de heridos deja el tiroteo en iglesia de Texas


El incidente ocurrió en un templo de Sutherland Springs, a 45 kilómetros al sureste de San Antonio (Texas), en donde se reporta una fuerte presencia policial tras los hechos, incluido el FBI.

Aunque la Policía local aún no da cifras de fallecidos, el comisionado del Condado Wilson Albert Gamez Jr. ha señalado a la cadena MSNBC que la cifra de muertos asciende a 27 personas y por lo menos a 24 los heridos.

La Policía local informó que el autor de los disparos está muerto, según cita el canal local KSAT12, que no específico las causas de las muerte del autor del tiroteo ni dio cifras exactas de víctimas en el templo First Baptist Church.

Un detective de la policía que habló con Fox News indicó que ya no hay una "amenaza activa" en el templo, que a la hora del suceso se celebraba una misa.

Un testigo dijo a KSAT12 que sobre las 11.30 hora local (17.30 GMT) un hombre armado ingresó a la iglesia y abrió fuego contra los que se hallaban en el templo.

Otro testigo, un cajero en una gasolinera al otro lado de la calle del templo, señaló a la cadena CNN que escuchó unos 20 disparos "en rápida sucesión mientras se realizaba un servicio religioso".

Poco después del hecho, el gobernador de Texas, Greg Abbott, escribió un mensaje en su cuenta de Twitter en el que condena los hechos.

"Nuestras oraciones están con todos los que fueron perjudicados por este acto malvado. Nuestro agradecimiento a las autoridades por su respuesta", manifestó el gobernador.
Share on Google Plus

About SFM News

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario