El carro autónomo: en el punto de mira de los ciberdelincuentes

Ya se han dado a conocer casos de personas que han conseguido acceder al control remoto de un vehículo equipado con sistemas de conectividad

El año 2020 será clave para la implantación del carro totalmente conectado. Para esa fecha la implantación del sistema de comunicación 5G va a permitir la conectividad total con los vehículos y entre los propios vehículos, con el objetivo final del carro autónomo de nivel 5, es decir, capaz de circular sin necesidad de la intervención humana.
Uno de los grandes objetivos de la industria es acercarse lo más posible al objetivo de cero accidentes de tráfico
El vehículo sin conductor ayudará a eliminar el error humano, presente en el 90% de los accidentes, reducirá la siniestralidad y nos hará la vida a bordo más fácil. Sin duda, la conducción automatizada traerá muchas ventajas, pero para que podamos ir al volante de un coche sin conducir, es necesario mucho más que incorporar sistemas de asistencia a la conducción.
Y es que la ciberseguridad del coche autónomo preocupa, y mucho. Los ataques informáticos afectan al cine, a las productoras, a las grandes empresas... por lo que el mundo de la automoción no es ajeno a esta realidad. De hecho, ya se han dado a conocer casos de personas que han conseguido acceder al control remoto de un vehículo equipado con sistemas de conectividad.






La ciberseguridad del coche autónomo preocupa, y mucho

Los riesgos van desde el robo de contraseñas, la apertura y cierre remoto de puertas, la localización del coche y, en el peor de los casos, el control físico del coche. 
Asimismo, tal y como indica un estudio elaborado por la Federación Internacional del Automóvil (FIA) y adelantan desde el RACE, el posible pirateo del coche conectado está entre las preocupaciones de 9 de cada 10 españoles. Y no es para menos cuando un informe del FBI advertía que los coches autónomos podrían ser utilizados por delincuentes como armas letales y para casos de secuestro.
Ya se han dado varios casos. En 2015, dos estadounidenses accedieron desde sus ordenadores al Jeep Cherokee de un periodista y consiguieron manipular el limpiaparabrisas, el aire acondicionado y hasta lograron detener el motor. 
Los lograron accediendo al sistema a través de internet y reprogramaron algunos componentes del coche para tener el control sobre él. Y en 2014, un grupo de «hackers» chinos controló algunos sistemas de seguridad de un Tesla Model S a través de la «app» móvil del vehículo.
Aunque no se espera que haya coches totalmente autónomos en el mercado de la automoción hasta 2025 o 2030, los fabricantes tienen mucho trabajo por delante para solucionar cualquier vulnerabilidad que pueda surgir en caso de sufrir un ciberataque. Aunque hay que tener en cuenta que, al igual que los coches evolucionan, los hackers perfeccionan sus estrategias.


Share on Google Plus

About SFM News

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario