Por qué en la Edad Media caminaban apoyando el pie al revés que ahora (y por qué dejamos de hacerlo)

Cuando caminas, ¿qué parte del pie apoyas primero en el suelo? La pregunta nos lleva a pensar inmediatamente en el talón, que es la forma natural de caminar ¿no? Pues no. No solo no es la forma natural de caminar, sino que hemos adoptado esos andares por culpa de dos cosas: el calzado y la pereza postural.
La forma de caminar en la Edad Media no era la misma que la actual. Los ciudadanos de aquella época apoyaban primero la parte delantera del pie, para terminar apoyando el talón. La postura nos parece completamente antinatural hoy en día, pero de hecho es la que aún mantienen algunas tribus de seres humanos que caminan descalzos. Los niños pequeños también comienzan caminando así.
La razón para este cambio postural está en los zapatos. Hasta bien entrado el año 1.500, el calzado medieval eran básicamente unos calcetines de cuero grueso. No tenían suela de goma como los de hoy, y caminar con ellos implicaba sentir el suelo (y los pequeños obstáculos que hay en él) mucho más intensamente. Para rematar, tampoco había aceras ni un servicio de limpieza encargado de dejarlas como una patena.
Share on Google Plus

About SFM News

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario