La nueva Range Rover Sport a una versión híbrida plug-in

Bajo la denominación P400e será conocida esta nueva modalidad del todotorreno, cuya venta iniciará en el verano de 2018.


Jaguar Land Rover se sube a la tendencia de vehículos ecológicos, pero no sólo eso, también plug-in (enchufable) y es la Range Rover Sport el primer representante en mostrar estas credenciales con la denominación P400e.
Aunque su venta iniciará hasta el verano de 2018, para ofrecerse como modelo 2019, vale la pena analizar todo lo que la Range Rover Sport P400e dispone y cómo asume el reto de ser un todoterreno intrépido y al mismo tiempo con las más bajas, o incluso cero, emisiones contaminantes en modo 100% eléctrico, con el cual logra una autonomía de 51 km (31 millas).
Estéticamente es la misma Range Rover Sport que conocemos, si acaso con alguna pequeña modificación en la parrilla, por la ubicación del enchufe para la carga de batería, y por dentro sigue siendo lo misma, con sus renovadas pantallas táctiles y una pequeña merma en la capacidad de carga, 77 litros, ya que ahí es donde está situada la batería.
Su tren motriz integrado por dos motores, el eléctrico de 114 hp, ubicado en la transmisión automática, y uno de gasolina turbo de 2.0 litros de 296 hp, permite elegir el que mejor se acomode a las necesidades de manejo.
Por ejemplo, si se conduce en el tránsito de la ciudad solo será necesario utilizar el motor eléctrico, pero si se sale a carretera lo mejor será la combinación de ambos propulsores para aprovechar los 398 hp y torque de 472 lb-pie que ambos motores generan.

Lo mejor es que ser una versión Plug-in no le resto en nada sus capacidades dinámicas, continúa ofreciendo la tracción total en las cuatro ruedas y prácticamente el desempeño sigue siendo el mismo en cualquier terreno y se jacta de alcanzar una velocidad de 220 km/h.
Para mercados como el norteamericano o europeo donde ya hay toda una red desarrollada de estaciones de carga, se podrá experimentar la posibilidad de alimentarlo en cualquiera de éstas (de 704V ) por al menos 2.5 horas para lograr carga de toda la batería, o bien 7.5 horas desde un enchufe común (220V).
Si en el camino no hay alguna estación de recarga y se quiere utilizar el modo eléctrico, existe la opción de usar la función ‘ Save’ con la cual se ahorra energía de la batería y se evita llegar a un nivel inferior de carga, o bien, si se tiene una ruta bien definida se puede echar mano del Predictive Energy Optimisation (PEO) el cual trabaja en función de recorrido y con los datos GPS y decide el funcionamiento de uno u otro motor, o bien los dos juntos, según la zona por donde se pasará.












Share on Google Plus

About SFM News

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario