¿Cómo deben viajar los menores en el carro?

Qué sistema de retención infantil debes poner, qué posición es la correcta, si la silla es la adecuada o no, si estas cumpliendo las normas… Estas son algunas de las muchas dudas que asaltan a padres y madres sobre cómo llevar a sus hijos en el carro. Y no es para menos porque las multas por no llevar una silla adecuada o llevar al menor sin silla, conllevarán una pérdida de tres puntos y una multa de 200 euros, además de la inmovilización del vehículo.
Entonces, ¿cómo deben viajar los menores? Las normas del Reglamento General de Circulación en su artículo 117 son claras. Los menores de edad, de estatura igual o inferior a 135 cm, deben utilizar un sistema de retención infantil (SRI) homologado y debidamente adaptado a su talla y peso, además de que deberán ir en los asientos traseros del vehículo tanto en la circulación por vías urbanas como interurbanas.
No obstante, existen algunas excepciones. Cuando el vehículo no tenga asientos traseros, cuando no sea posible instalar en dichos asientos todos los sistemas de retención infantil o incluso cuando los asientos traseros estén ocupado por otros menores que presenten las mismas características, estos tendrían que recurrir al asiento delantero.
En caso de que alguna de estas situaciones tuviera lugar, los menores podrían ocupar el asiento delantero siempre que dispongan también de un sistema de retención adecuado a su peso y talla. Eso sí, cuando se coloque una silla infantil en el asiento del copiloto (siempre en sentido inverso a la marcha) si el vehículo dispone de «airbag» frontal, habrá que desconectarlo.




En relación a esto, la Fundación Mapfre, tras varios estudios sobre la instalación de SRI, llegó a la conclusión de que mientras que los asientos infantiles que miran hacia delante previenen (en el mejor de los casos) el 75% de las lesiones, los que miran hacia atrás llegan a evitar el 95%.
Finalmente, es importante instalar los sistemas de retención infantil en el vehículo siempre de acuerdo con las instrucciones que haya facilitado el fabricante, en las que se indicarán de qué forma y en qué tipo de vehículos se pueden utilizar de forma correcta y segura.

Novedades y objetivos

Con la entrada del 2017, la normativa estipula que no puede viajar ningún niño en un elevador sin respaldo si mide menos de 125 cm. ¿La razón? Los elevadores con respaldo aseguran un mejor encaminamiento del cinturón de seguridad alrededor de los hombros y una protección mejorada en caso de impactos laterales. De hecho, la cabeza del niño nunca debe asomar por encima del respaldo de la sillita. En caso de que esto ocurriera, habría que cambiarla por otra adaptada a su altura.
Los objetivos que se pretenden cumplir con estas normas son dos: reducir la mortalidad infantil y aumentar las probabilidades de que los niños salgan ilesos en caso de accidente.
La cabeza del niño nunca debe asomar por encima del respaldo de la sillita
Las normas, que van sufriendo modificaciones para ir adaptándolas y mejorando la seguridad de los menores cuando viajan en un vehículo, no es lo único que se debería cumplir ya que desde la DGT recomiendan seguir utilizando los sistemas de retención infantil hasta que el menor alcance los 150 cm. Con más altura ya deberá usar el cinturón de seguridad del vehículo.

198 menores sin silla

Tras la velocidad, no usar el cinturón de seguridad es la segunda mayor causa de muerte en las carreteras, tal y como aportan desde la Comisión Europea. Y es en los desplazamientos cortos, como los de ida y vuelta del colegio, los que acumulan más conductas de riesgo entre los menores, según informa la Dirección General de Tráfico.



Campaña de la DGT para controlar el uso del cinturón
Campaña de la DGT para controlar el uso del cinturón- ABC

Debido a esto, la DGT realizó durante la semana del 11 al 17 de septiembre un control exhaustivo por las carreteras urbanas e interurbanas llegando a vigilar más de 260.000 vehículos para comprobar que los pasajeros utilicen el cinturón de seguridad y que los menores viajen en los asientos traseros con el SRI adecuado. ¿El resultado? Más de 2.292 personas, solo en una semana, fueron detectadas en su utilitario sin hacer uso del cinturón de seguridad. Y entre ellas, 198 menores.
Durante estos diete días, los agentes de Tráfico han comprobado que de los 198 menores que viajaban sin ningún tipo de sistema de retención, 41 viajaban en los asientos delanteros (sin ninguna excepción que lo justificara) y 157 en los traseros. Una «ilegalidad» que puede acabar en tragedia ya que según los datos de Tráfico en el año 2016, 187 fallecidos usuarios de turismos en carretera, tres de ellos, niños, no hacían uso de los dispositivos de seguridad en el momento del accidente.
Tal y como informan cada día desde de la DGT, el cinturón de seguridad es un elemento básico y fundamental de la seguridad vial, un seguro de vida. Por este motivo, su uso es obligatorio para todos los ocupantes del vehículo y en todo tipo de vías. Además, la utilización correcta del mismo es imprescindible para que cumpla el cometido para el que fue creado.
Share on Google Plus

About SFM News

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario