Qué ocurre realmente cuando una aerolínea nos pierde la maleta


Si quitamos de la ecuación cualquier tipo de accidente que atente contra nuestra integridad física, la pérdida de las maletas por parte de una aerolínea suele estar en los primeros puestos de las peores pesadillas de un pasajero. ¿Qué diablos le pasa a nuestro equipaje perdido?
El número de inconvenientes cuando esto sucede es enorme. No es sólo la pérdida (y valor) de lo que llevábamos, encima nos encontrarnos en un lugar muy alejado de nuestra casa “con lo puesto”. Curiosamente, estos días se ha hablado de un sistema que promete reducir drásticamente el número de extravíos.
Sin embargo, es un tema que sigue ocurriendo, hasta el punto de que la mayoría de pasajeros que viajan por un espacio de tiempo no muy largo, tratan de llevarse esa maleta de viaje que cabe en el compartimento junto a nuestro asiento en el avión.

¿Por qué se pierden las maletas?



Imagen: AP

Según explica Glen Stansfield, empleado de aerolíneas desde hace más de 20 años, las compañías suelen utilizar un proveedor de terceros para manejar el equipaje. En su experiencia, hay una única razón fundamental por la que se extravían la mayoría de las maletas: la pérdida de la pegatina con código que las identifica cuando facturamos.
Sin ella, todo puede salir muy mal. Como explica, las principales aerolíneas internacionales son usuarios de una base de datos llamada World Tracer System, un sistema que rastrea cada bolsa durante aproximadamente tres meses. Una vez que se hace una reclamación en el sistema sobre el equipaje perdido, se comprueban los informes de equipaje recuperados y no reclamados. La maleta extraviada se pone en el siguiente vuelo y se envía al destino del pasajero.
Lo que ocurre es que cuando la etiqueta identificativa se pierde, no se puede rastrear. Además, existen otras posibilidades, como que se haya caído mientras la transportaban al avión en el coche (o viceversa), que la maleta se descargara del vuelo porque la aeronave tiene sobrepeso (por lo general se informa de esto cuando llegamos al destino) o porque se ha perdido en un vuelo de conexión.


Sin embargo, nada mejor que preguntarle a alguien que trabaje exactamente en ello. La respuesta en este caso la ofrece A. Diggs, empleado en la manipulación de maletas durante más de 15 años. Desde su experiencia, el hombre apunta que la mayoría de las razones por las que se pierden las maletas es:
  • Porque el etiquetado de la maleta se arranca y no hay información personal para decir a quién pertenece.
  • Error de etiquetado.
  • Por culpa de destinos con códigos de ciudad similares que se cargan uno al lado del otro.
  • Por la forma de la maleta (algunas demasiado pequeñas) que se quedan atrapadas en el sistema que las lleva al carro de equipaje.
  • Por culpa de conexiones muy estrechas en el tiempo que permiten poco espacio para llevarlas de un avión a otro.
  • Robo. Oviamente, es más fácil para un ladrón quitar una bolsa y pasarla a su antojo en algún momento.
  • Por culpa de condiciones climáticas extremas.
  • Por llevar las etiquetas escritas a mano. 
Por último, Diggs recuerda que la mayoría de las maletas acaban volviendo a su dueño y que lo más probable es que hubieran cambiado de vuelo erróneamente. Además, también explica que un gran número de ellas se pierden definitivamente porque no se incluyó algún tipo de información mínima para devolverla.

Cifras y resolución 253



Imagen: AP

Según los investigadores de SITA, los creadores del World Tracer System, 21,6 millones de maletas fueron extraviadas (entre encontradas y perdidas definitivamente) en el 2016. Esto se traduce en 5,73 bolsas por cada 1.000 pasajeros, una cifra enorme, pero también una cifra que cada año se reduce.
De hecho, para el próximo mes de julio del 2018 la mayoría de las aerolíneas habrán implementado la denominada como Resolución 753 de la IATA, la cual entra en vigor. De acuerdo a esta, hasta 275 aerolíneas deberán seguir en tiempo real todas las maletas facturadas, desde el momento en que llegan al mostrador, hasta que son depositadas en la cinta de recogida.
También, la Resolución 753 obligará a llevar un registro basado en cuatro pasos: mostrador, bodega del avión, salida del mismo y cinta de recogida. Todo ello a través de una identificación RFID (de radiofrecuencia) que modificará el actual código de barras. De esta forma, se espera que una de las mayores pesadillas de los pasajeros se reduzca hasta un 25%. 
Share on Google Plus

About SFM News

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario