Estados Unidos relaciona al futbolista mexicano Rafael Márquez con el narco

El Departamento del Tesoro de Estados Unidos incluyó hoy el nombre del futbolista mexicano Rafael Márquez, ex jugador del Fútbol Club Barcelona, en la lista de personas que actúan como testaferros del narcotráfico. En la publicación que hizo el gobierno estadounidense, se encuentran hasta nueve compañías de Márquez que supuestamente habrían servido para ocultar a las organizaciones criminales que en realidad representaban.
La inclusión del nombre de Márquez en la lista abre un procedimiento civil no penal contra uno de los jugadores más icónicos del fútbol azteca. Su visa de turista que le permite entrar en EE.UU. ha sido inmediatamente cancelada, han sido congeladas todas sus cuentas y propiedades en territorio estadounidense y, asimismo, se prohíbe a cualquier empresa de EE.UU. hacer negocios o transacciones con Márquez.
Además del nombre del marido de la actriz Jaydy Michel, también se encuentra el del cantante mexicano de banda, Julión Álvarez, una estrella en este estilo de música en el país. A ambas celebridades se les acusa de tener vínculos con la organización del narcotraficante Raúl Flores Hernández.
La lista a la que se ha añadido a Rafael Márquez es la misma en la que se encuentra sancionados varios miembros del régimen de Nicolás Maduro por la creación de la Asamblea Constituyente, entre los que destaca el nombre de Adán Coromoto Chávez Frías, hermano del ex presidente de Venezuela Hugo Chávez.

¿Quién es Raúl Flores?

De acuerdo con información que publica la prensa local, Raúl Flores Hernández tiene un largo historial de relación con las organizaciones narcotraficantes en México, principalmente con el Cartel de Sinaloa y el Cártel Jalisco Nueva Generación, una asociación delictiva que ha expandido notablemente su poder en el norte del país en los últimos años.
El servicio que supuestamente Flores ofrecía a los cárteles, era la utilización de testaferros financieros con el objetivo de esconder sus negocios relacionados con el narcotráfico y lavar el dinero obtenido mediante estas actividades delictivas.
Es por este trabajo por el que el Departamento del Tesoro de EE.UU. ha señalado directamente a Márquez, una estrella mediática en su país y que jugó en el Barcelona entre 2003 y 2010. Actualmente, el fubolista es uno de los ejes del Atlas, un equipo mexicano de nivel medio.

Marquez se presenta a declarar ante la fiscalía

El futbolista se presentó voluntariamente el martes ante la Procuraduría General de la República (PGR, fiscalía) para rendir su declaración en relación con la acusación.
La PGR indicó en un boletín que trabaja coordinadamente con el Departamento del Tesoro de Estados Unidos, a la vez que actúa «conforme a la ley y apegada a la legislación vigente en el país».

El futbolista mexicano Rafael Márquez dijo este jueves que intentará esclarecer las acusaciones formuladas por Estados Unidos sobre supuestos nexos con el narcotraficante Raúl Flores Hernández, al que Washington considera de la talla de Joaquín «el Chapo» Guzmán.
«Así como he encarado mi carrera como profesional, hoy en día, en mi partido más difícil, intentaré esclarecer todo esto en cuanto se pueda y sea el Rafa Márquez que ustedes conocen», aseguró el exjugador del Barcelona y ahora del Atlas mexicano en una rueda de prensa.

El defensa de la selección mexicana negó tener cualquier tipo de relación con narcotraficantes y expresó que comprende bien la situación jurídica en que se encuentra, misma que espera aclarar con el respaldo de sus abogados.
«Niego cualquier tipo de relación con organizaciones criminales como se ha confirmado en las diversas notas periodísticas. Comprendo la situación jurídica en que me encuentro», manifestó Márquez, uno de los jugadores mexicanos más reconocidos a nivel mundial.
Seleccionado por México en cuatro Copas del Mundo, Márquez fue sancionado hoy por Estados Unidos por sus presuntas relaciones con Flores Hernández. El Departamento del Tesoro aseguró que la relación de Márquez con este narcotraficante «es muy larga» y lleva «aproximadamente 20 años».
Márquez pidió respeto para su familia para poder hacer frente a una situación que «no es normal». El jugador, de 38 años de edad, agradeció los mensajes de apoyo y de motivación que ha recibido. «Sé que mucha gente está conmigo y no los voy a defraudar», sostuvo.
Márquez acudió voluntariamente ante la Procuraduría General de la República (PGR, fiscalía) para rendir su declaración en relación con estas acusaciones. La PGR indicó en un boletín que trabaja coordinadamente con el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos, a la vez que actúa «conforme a la ley y apegada a la legislación vigente en el país».


Share on Google Plus

About SFM News

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario