Angustia masculina: el drama de vivir con un micropene


El 3% de los hombres convive con un pene miniatura, menor a los 7 centímetros erecto. Algunos incluso descartan las relaciones sexuales. Complejos, obsesiones y respuestas a un problema que afecta la autoestima.

Complejos, obsesiones y desesperación. El drama de vivir con un micropene puede cambiarle radicalmente la vida a un hombre. Y también a su pareja. Sucede que el tamaño del pene es una preocupación real, para quien lo lleva y también para quien debe compartir una relación sexual con esa persona.

"Estos hombres sufrientes evitan las relaciones sexuales y viven obsesionados, comprometiendo su estado de ánimo y su vida en general. La idea que predomina es la del fracaso del coito y no desarrollan otras habilidades eróticas en pos de complacer a sus parejas", explicó a Infobae Walter Ghedin, médico psiquiatra y sexólogo (MN 74.794).

El micropene o pene pequeño es un pene con estructura normal, solo que está por debajo de los 7 centímetros en erección. "La causa puede ser congénita o adquirida por pérdida traumática del pene. Sin embargo, existen hombres que creen tener un pene pequeño y están sujetos a pensamientos obsesivos y a la falta de estima. Se denomina síndrome del gimnasio, con pensamientos recurrentes que llevan al varón a comparar su pene con el de los demás, acompañado de conductas de retracción y evitación (dismorfofobia o trastorno dismórfico corporal centrado en el tamaño del pene)", sostuvo Ghedin.

 “El complejo por el tamaño del pene se ubica más en el campo de lo psicológico que en el orgánico”
"En los consultorios sexológicos escuchamos el relato de estos hombres cerrados a encontrar otras estrategias de goce además de imaginar qué pensarán las mujeres cuando vean su pene 'insuficiente'. Romper con el mito de que el coito es el summum del placer es el primer paso para calmar sus ansiedades. Es condición terapéutica que la imagen que subestima sus dotes de amante por el tamaño de su pene cambie por otra que dé prioridad a todo el juego erótico y a la multiplicidad de acciones que se pueden desarrollar, además de centrarte en su propia imagen y dejar de lado 'qué estará pensando ella de mi pene'", aclaró Ghedin.

¿Solución en puerta?


A pesar de las explicaciones médicas estos hombres acomplejados por el tamaño del pene son proclives a realizarse tratamientos quirúrgicos que puedan aliviar este gran problema que perjudica sus vidas.

"El órgano peneano está compuesto por un músculo muy importante que es como una esponja, en donde el flujo sanguíneo llega y aumenta así el tamaño y lo mantiene a través de un vaso dilatador. Si yo pongo una silicona o un metacrilato voy a dificultar este tipo de integración de llenado de todas esas celdillas por el cual el pene aumenta de tamaño", explicó a Infobae Rubén Mühlberger, médico antiaging.

El especialista se centró en una intervención quirúrgica que él mismo realiza para agrandar el tamaño del pene. "Es una técnica sencilla. A través de células madre, mejora la longitud y el grosor. Tiene que ser garantida. Hay una interacción entre el paciente y el médico muy importante. Porque no solo en un tratamiento funciona. Hay muchos de nosotros que tenemos la fantasía de hacerlo una vez y tener el tamaño deseado. Estamos hablando de un músculo".

Liberarse de los complejos


Los hombres quieren información referente al tamaño del pene, no obstante, la mayoría de los complejos de tamaño resultan de una idea o de una distorsión de esa parte del cuerpo, la cual le hace concebir una visión irreal. "Exceptuando el micropene, que es un defecto en el crecimiento del miembro masculino, la cual requiere de tratamientos específicos, las demás consultas son pasibles de abordajes psicológicos que contemplan la información y la destrucción de mitos", dijo Ghedin.

 “El poder de los mitos y de las creencias preestablecidas como ‘normales’ provoca la represión de las capacidades esenciales”.
"Cuando los varones se liberan de tantas normativas que pesan sobre la virilidad se animan a descubrir el acceso al placer por diferentes y cambiantes caminos. No existe entonces un único medio para acceder al placer erótico, son diferentes las vías que están disponibles para ser transitadas", concluyó el sexólogo.

Las estadísticas respecto a la longitud del pene del varón caucásico son:

– Micropene: menos de 7 cm.
– Pene pequeño: menos de 10 cm.
– Pene medio: entre 12 a 17 cm.
– Pene grande: más de 18 cm.

También se definen los siguientes porcentajes:

– El 3% de los hombres tiene un pene de +­/- 7 cm.
– El 4% de los hombres tiene un pene de +/- 12 cm.
– El 75 % de los hombres tiene un pene de +/- 15 cm.
– El 15% de los hombres tiene un pene de +/- 18 cm.
– El 3% de los hombres tiene un pene de +/- 20 cm.
Share on Google Plus

About SFM News

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario