Roban medio millón de dólares en iPhones con una técnica que parece sacada de Grand Theft Auto


Tras un año siguiéndoles el rastro, el fin de semana pasado la policía arrestó a una banda rumana conformada por cinco avezados delincuentes, cerca de una importante colección de pinturas de Vincent Van Gogh en los Países Bajos. En su escondite, encontraron iPhones por un valor estimado de $590,000, que los sospechosos alegan haber sustraído de la parte trasera de un camión que trasladaba estos valiosos equipos por la carretera.
La prensa holandesa tilda esta maniobra de robo en carretera como el “Romanian method” (el “método rumano”, literalmente, conocido en español como surfing o “el método surfero”). Consiste en que los delincuentes, a bordo de una furgoneta personalizada, conducen hasta ubicarse detrás de un camión de carga, en plena carretera. Estando ya muy cerca, uno de estos “acróbatas” sale por el sunroof hasta colocarse en el capó de la furgoneta. Desde allí, rompe la cerradura del camión mientras un encapuchado cómplice sujeta sus piernas. Cuando consigue abrir la puerta, trepa hasta el interior del camión y sustrae la costosa carga. Según la policía, esta banda rumana ha sido responsable, en los últimos dos años, de al menos 17 asaltos en carretera. 
Sin embargo, este método es más antiguo. Un vídeo publicado por la policía rumana en 2012 muestra ya esta técnica en mayo de ese año. Fue filmado desde un helicóptero policial en medio de la oscuridad, y muestra a dos ladrones que surgen desde el sunroof y trepan por el capó mientras el vehículo se coloca detrás de un camión de carga. Por alguna razón desconocida, tras mirar el camión, los delincuentes desistieron de continuar la faena. No queda del todo claro si la banda rumana recientemente capturada empleaba esta misma técnica, pero lo que sí es seguro es que su estrategia ha evolucionado considerablemente.
No hay pruebas contundentes que relacionen el interés criminal de esta banda con las obras de arte de Van Gogh. No obstante, la policía encontró a los presuntos ladrones escondidos en el pequeño pueblo de Otterlo, cerca de un parque nacional en la zona central de los Países Bajos. Allí, el sitio más interesante es el Museo Kröller-Müller, que es el poseedor de una de las más extensas colecciones de cuadros de Van Gogh, solo superada por la del Museo Van Gogh.
¿Planeaban lo que hubiese sido uno de los robos más costosos de la historia a un cargamento con obras de arte? No lo sabemos, pero casi seguro que habría sido digno de una gran película de Hollywood.
Share on Google Plus

About SFM News

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario