Navdy, análisis: este el dashboard para carros más futurista que puedes comprar

Todos sabemos que, supuestamente, deberíamos ignorar nuestros smartphones mientras conducimos. Sin embargo, por alguna razón, no hay problema con desviar los ojos de la carretera para echar un vistazo al GPS. Navdy es uno de los primeros dispositivos GPS que afirma ser seguro para los conductores.
Esto es debido a que permite visualizar mapas y otra información justo frente al conductor, en el centro del parabrisas, de manera que tus ojos estén siempre en la pista. Es además uno de los dispositivos de navegación para coches más completos del mercado.
Lanzado el 2014, Navdy, cuyo precio es de $500, tiene un enfoque particular para reducir la distracción de los conductores: no se trata solo de poner una pantalla transparente justo frente al conductor —si fuera así, bastaría con el HUD (Head-Up Display) de $150 de la marca Garmin—. Navdy hace mucho más: mejora y simplifica enormemente las torpes y confusas interfaces con las que están plagados los GPS. Para aquellos conductores que no pueden ignorar sus móviles ni siquiera durante los 10 minutos que tardan en ir a la tienda, Navdy pone todas las notificaciones del móvil en la pantalla, al lado del mapa.
Sin embargo, instalar el hardware de Navdy no es tan sencillo como instalar un GPS de pantalla táctil con un soporte de ventosa puesto en el parabrisas. En el caso del Navdy, es crucial ubicarlo perfectamente en el tablero, lo que requiere una frustrante etapa de prueba y error. 














Necesitarás acceder al puerto OBD-II de tu coche para instalar el hardware de Navdy. De no ser fácilmente accesible, la instalación te resultará bastante difícil.

El primer paso para instalar el Navdy es conectándolo al puerto OBD-II de tu coche (en mi caso un Dodge Grand Caravan). Este está ubicado casi siempre debajo del tablero; los mecánicos lo utilizan para diagnosticar rápidamente problemas, y casi todos los coches fabricados en los últimos 20 años tienen uno. En mi coche, el puerto está completamente expuesto, por lo que es fácil llegar a él, pero puede ser más difícil en otros vehículos, así que lo primero que hay que hacer es ubicar dónde se encuentra.














Este “imperceptible” cable que recorre tu tablero es, definitivamente, uno de las desventajas de instalar Navdy.

Además de dar acceso a los datos del vehículo (como su velocidad y uso de combustible), el puerto OBD-II también alimenta el hardware del Navdy. La desventaja de esto es que tendrás que lidiar con un cable que siempre estará en tu tablero. El kit de instalación incluye una serie de clips para asegurar el cable y evitar que estorbe, pero lo cierto es que el Navdy siempre se verá como algo independiente al coche, a menos que estés dispuesto a colocar paneles y ocultar apropiadamente los cables.
Me tomó unos 20 minutos colocar (y volver a colocar, una y otra vez) todo perfectamente, ya que las instrucciones de instalación exigían que la interfaz de usuario de Navdy esté como flotando justo donde el capó del coche y la carretera se juntan.














Cuando estás al volante, el mapa de Navdy y su interfaz de usuario llenan toda su pantalla transparente de 15 cm de ancho.

Una vez que la molestia de la instalación termina, te quedas con una útil pantalla que es tan sutil que resulta difícil de fotografiar. El panel de plástico transparente, de aproximadamente 15 cm, refleja una imagen de alto contraste que proviene de un diminuto proyector que recuerda a los cascos HUD futuristas en los que confían los pilotos de guerra. El dispositivo ajusta automáticamente su brillo basándose en la iluminación del ambiente dentro y fuera de tu coche. De esta manera, la interfaz de usuario nunca se desvanece, ni siquiera cuando estás frente a una brillante carretera soleada. 














Navdy evoca los antiguos televisores que rebotaban una imagen en una pantalla más grande usando un proyector.

Debido a que Navdy utiliza un proyector diminuto, verás algunos extraños cambios de color cuando mires hacia otro lado y luego rápidamente muevas tus ojos a través de la pantalla, lo que puede resultar molesto. La pantalla del Navdy tiene un ángulo de visión muy específico, así que una vez que el hardware esté alineado e instalado en tu tablero, no vas a querer mover ni un milímetro el ángulo o altura de tu asiento o moverte mucho mientras conduces.














Además de un mapa en vivo, Navdy puede mostrar un panel de control personalizable para que puedas supervisar tu velocidad sin tener que mirar hacia abajo.

El hardware de Navdy muestra tu ubicación actual todo el tiempo usando un GPS incorporado y datos sin conexión de un mapa procedente de HERE. Además, puede también convertirse en un tablero virtual personalizado con detalles útiles como el nivel de combustible y la velocidad.














Algunas de las funciones que normalmente encuentras en un dispositivo GPS han pasado a la aplicación de Navdy para simplificar su interfaz de usuario.

Pero para aprovechar por completo las características de Navdy, necesitas conectarlo inalámbricamente a tu móvil. De esta manera, podrás disfrutar de indicaciones giro a giro y datos del tráfico (gracias a Google Maps), controlar y poner música, acceder a notificaciones personalizadas e incluso activar el asistente inteligente de tu móvil. 














Navdy incluye una rueda giratoria que se acopla al volante, lo cual hace más fácil navegar por la interfaz de usuario sin tener que mirar hacia otro lado.

Un smartphone puede ser esencial para acceder a las mejores características de Navdy, aunque el hardware también es capaz de brindar una experiencia “manos libres”. Una pequeña rueda giratoria con un botón en el centro unida a tu volante te permite una rápida navegación a través del dispositivo. Alimentada por una pila de botón, se conecta inalámbricamente a Navdy y su uso es intuitivo —sin embargo, toma algo de tiempo acostumbrarse a tenerla siempre unida al volante (sigo golpeándome los dedos cuando giro)—.














Una cámara sobre Navdy que te mira fijamente permite al hardware reconocer un simple gesto de la mano para rechazar una notificación.

También puedes navegar por la interfaz de usuario del Navdy con simples gestos de la mano. Una cámara al frente del dispositivo puede detectar cuando estás moviendo la mano frente a él, lo que te permite rápidamente rechazar o leer alguna notificación. Es un gran concepto, aunque desafortunadamente, durante mi prueba, se comportaba un tanto impredecible. A menudo tenía que poner mi mano cerca de la cámara y moverla exageradamente para que los gestos fuesen detectados, lo que va en contra del concepto “manos libres”.














Necesitarás darte algo de tiempo para acostumbrarte a la pantalla flotante, ya que al principio puede ser una distracción en sí misma.

A menos que seas un piloto de guerra que está acostumbrado a tener un HUD en su cara todo el día, tardarás un poco en acostumbrarte a la pantalla transparente de Navdy. Al final, terminarás aprendiendo a echar un vistazo hacia abajo para buscar direcciones o comprobar tu velocidad, pero durante la primera semana, mirar hacia la nueva pantalla flotante de Navdy distraía mis ojos de la carretera. ¿Tuve un accidente? No, pero la esencia de Navdy es justamente ayudar a disminuir las distracciones, y esto se consigue solo luego de que te hayas acostumbrado a la novedad del dispositivo.
¿Necesitas gastar $500 en un dispositivo de navegación manos libres cuando un GPS tradicional con pantalla táctil cuesta unos $100? Si necesitas solo ocasionalmente un buen sistema de navegación satelital, por ejemplo cuando viajas, te bastará con un Garmin más barato. Sin embargo, si dependes de tu sistema de navegación diariamente, Navdy te ofrece una mejor experiencia todo en uno. La mayoría de interfaces de usuario de los sistemas de navegación satelital son notablemente arcaicos, pero la aplicación de Navdy y su software están altamente desarrollados con frecuentes actualizaciones. Y seamos sinceros, tener los datos del tráfico de Google Maps todo el tiempo en pantalla es una característica sin la que ya no podemos vivir.
Y si quieres vivir tu fantasía como piloto de guerra a lo Top Gun mientras vas en coche al trabajo, la pantalla siempre visible de Navdy te salvará de tener que alistarte en la Armada.

LÉEME

  • Este es el primer dispositivo de navegación GPS que genuinamente te permite mantener tus ojos en la carretera (y te hace sentir como un piloto de guerra). Sin embargo, tendrás que entrenarte para no quedártele mirando todo el tiempo.
  • La instalación no es complicada, pero demanda mucho tiempo.
  • Para acceder a las mejores características de Navdy, necesitarás usarlo con un smartphone y una aplicación.
  • El uso de la rueda giratoria para navegar por la fluida interfaz de usuario de Navdy es muy intuitivo y natural.
  • Algunas funciones de navegación comunes están solo disponibles a través de la aplicación de Navdy, así que son inaccesibles mientras estás conduciendo.
  • Los datos del mapa se actualizan trimestralmente cada año, y puedes cambiar a mapas sin conexión para otras áreas del mundo, si lo necesitas.
  • A $500, este es uno de los dispositivos GPS más costosos que puedes comprar para un coche.
Share on Google Plus

About SFM News

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario