Mira cómo un tren de alta velocidad y un avión de combate echan una carrera

Si nunca te has subido a un tren de alta velocidad, puede que no te hayas dado cuenta de lo rápido que llegan a ir. Viajando 320 kilómetros por hora, este TGV (Train à Grande Vitesse) fue capaz de mantener el ritmo de un avión de combate durante el recorrido inaugural de una nueva línea en Francia.
Claro que, si el piloto del caza Dassault Rafale hubiera pisado a fondo sus postcombusores, la nave habría alcanzado una velocidad máxima de 1900 km/h, dejando al maquinista del tren de alta velocidad con cara de póker. Aun así, los cazas de combate con alas delta requieren una cierta velocidad para mantenerse en el aire, y es impresionante que este TGV pudiera mantenerle, incluso a baja velocidad. 
Share on Google Plus

About SFM News

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario