Jóvenes usan la hookah por moda

SON INFLUENCIADOS POR CONSUMIDORES
Jóvenes usan la hookah por moda

  • Jóvenes usan la hookah por moda
    Uso por moda. Muchos jóvenes han comenzado a usar la hookah por la moda que ha adquirido en los últimos años. Se dejan influenciar por amigos que ya han comenzado a usarla y entran en ese mundo de la adicción.
Santo Domingo
A pesar de los múltiples desmayos, mareos y malestares en el estómago que le ha producido a Julia la hookah, ella no la deja de usar. Utilizar ese método para fumar representa para la joven de 23 años estar a la moda y entretenerse “sanamente” durante varias horas.  
Julia compró su primera hookah hace aproximadamente tres años, en San Francisco de Macorís. Le costó RD$870 en una tienda de cigarrillos, sin los tabacos, carbones y saborizantes.
La adquirió porque observaba que muchas personas usaban la hookah y que era una especie de entretenimiento que “no tiene nada de malo”.
Para Julia fumar hookah es una especie de adicción, pues puede durar varias semanas sin usarla, pero cuando fuma, le produce una “seguidilla” que provoca que tenga que usarla varias veces durante horas.
“Fumar hookah es un entretenimiento sano. No sano del todo, pero entretiene. La hookah es un vicio, pero no tan dañino”, expresa la joven.
El mal uso de la hookah
Al preguntarle sobre su reacción cuando escucha que alguien murió por utilizar la hookah, entiende que esas personas le dan un mal uso.
“Cuando compras la hookah es simplemente una jarra, ya de ahí en adelante tú sabes qué le pones. Eso depende de ti. Yo por lo menos compro lo que lleva: el tabaco y solo le echo agua. Pero hay personas que le ponen drogas, alcohol, energizantes y esas cosas son las que causan que la hookah haga mayor daño”, considera.
Para Julia “todo en exceso hace daño, pero entiendo que todo cambia en la forma en que la usas. No me voy a cegar en el tema, porque sé que la hookah hace daño, porque el carbón por más que uno no lo quiera admitir, hace daño en los pulmones, pero lo que más perjudica es lo que se le ponga”, precisa la joven.
Lo que provoca la hookah
Las primeras veces que Julia fumó en hookah, sus malestares fueron peores que los actuales.
“Me daban mareos constantes. Si no comía me daba malestar en el estómago. Me he desmayado, pero en los últimos años me ha pasado menos, porque uno se va acostumbrando a usarla, parece que nuestro sistema se acostumbra. La hookah, independientemente de todo, también baja el azúcar”, dice.
Julia no utiliza la hookah con alcohol ni energizantes porque provoca taquicardia, entre otros daños.
“La compré por moda”
La primera vez que Carlos compró una hookah fue en el 2011. No lo hizo solo, sino que juntó el dinero que tenía con otros amigos y la compraron en RD$500. El motivo fue porque estaba de moda.
Unos meses después decidieron comprar otra. Esa vez les costó RD$3,000. En la actualidad tiene una de él solo. Esa le costó RD$2,500.
“Lo que nos motivó a comprarla fue porque estaba muy de moda en ese momento. Los primeros lugares donde se vendían los tabacos era en las boutiques, incluso, muchos de esos lugares tenían más beneficios vendiendo todas las cosas de la hookah que la ropa, porque como estaba tan de moda, vendían todo muy caro”, dice.
La “fiebre” que Carlos tenía en ese momento era tan fuerte que la usaba de manera corrida de jueves a domingo. En su “coro” de amigos siempre había una o dos hookah.
“Al principio la compré por moda, por estar en el coro con mis amigos. La comencé a usar porque quería probar sin dejar influenciarme, porque no soy de esas personas con falta de personalidad, pero admito que ya se volvió una adicción”, confiesa.
Sobre las personas que han muerto por usar hookah, dice que los medios “viven resaltando que alguien murió por la hookah, pero la gente muere porque todo en exceso hace daño, así que no me sorprende que una persona muera por eso. Las personas deben aprender a usar cada cosa que llega a sus manos. Si usted se siente mal usando algo, deje de usarlo, porque si continúa en eso y se muere, la culpa será suya”.
La hookah no es saludable
Carlos revela que dejó de usar las hookah hace algunos meses porque comenzó a sentirse diferente, y entendió que ya no le estaba haciendo bien.
“La dejé de usar porque no me sentía saludable. Por los años usándola comencé a sentirme extraño. Soy joven y me cansaba de una vez”, expresa.
Revela que después que comenzó a usar la hookah constantemente se sofoca más rápido y se siente más pesado.
LA USÓ RELAJANDO Y AHORA NO LA DEJA
El joven Juan, de 20 años, probó la hookah por primera vez en un cumpleaños cuando tenía 18 años.
Siempre escuchó que el cigarrillo hace daño, pero le llamaba la atención cuando el humo sale de la boca.
Sus amigos le aseguraron que la hookah no es dañina y confiando en ellos la probó. La sensación que sintió le gustó. Tenía sabor a menta.
Después descubrió que se le puede agregar otros sabores. Meses después compró su propia hookah.
Su problema hasta el momento son dolores de cabeza, pero eso no es impedimento para que la continúe usando.
La usa varias veces a la semana por una o dos horas, dependiendo cómo se sienta en ese momento. Leyó que durar tanto tiempo usándola representa el daño de más de 100 cigarrillos y ahora trata de no usarla por menos de una hora.
En su casa están en contra de que use la hookah, lo que ha provocado que la guarde en casa de un amigo y tenga que salir de su casa para poder utilizarla.



La Hookah en RD: un peligro que atrae a los jóvenes
El uso del narguile, shisha, pipa de agua o hookah, adquiere cada día más popularidad en República Dominicana, llegando a convertirse en el principal atractivo de los centros nocturnos, que la han incluido dentro de los denominados “combos” para celebraciones de cumpleaños y otras festividades.
Las advertencias de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para los consumidores de la hookah han sido constantes, debido a los múltiples males que puede causar su uso, como enfermedades cardiovasculares y respiratorias, cáncer pulmonar y oral, dependencia a la nicotina, entre otras, pero a pesar de eso, su consumo sigue en aumento.  
La hookah se emplea para fumar tabaco. Tiene un diseño que permite que múltiples mangueras lleven a una sola cámara de filtración, lo que hace posible su uso por grupos. Es de origen oriental, sin embargo, en los últimos años ha logrado esparcirse grandemente en América Latina, teniendo como principal público a los jóvenes.
Ante la gran acogida que ha tenido la hookah en el país, se han establecido diferentes tiendas que las venden y explican a los compradores su uso e instalación, para que puedan llevarla a cualquier lugar y utilizarla.
La mezcla de saborizantes como manzana, coco o goma de mascar en el tabaco hacen que la hookah de sabores atraiga de mayor manera a fumadores más jóvenes o a personas que rechazan el sabor de los cigarros. 
Centros nocturnos
Los centros nocturnos son los que más han entendido la acogida que ha tenido la hookah en República Dominicana, pues en la mayoría de estos están disponibles y son incluidas en los llamados “combos” que tienen para celebrar cumpleaños y otros eventos.
La disponibilidad de la hookah en los centros nocturnos se ha convertido en uno de los grandes atractivos de este negocio para las personas que lo visitan y una gran ganancia para el establecimiento.
El precio para poder utilizar la hookah que no está incluido en los combos que ofrecen las discotecas, varía dependiendo del centro nocturno, las mangueras que se vayan a utilizar y la cantidad de carbones que se consuman. El precio más barato por el que se puede alquilar una hookah en un centro nocturno va desde RD$300 hasta RD$1,000 con un carbón.
A medida que van recargando los carbones gastados, van cobrando de RD$100 o RD$200, lo que indica que el precio inicial que se pagó por alquilar la hookah va aumentando a medida que se va fumando. En otros centros nocturnos tienen como único precio RD$2,500 o RD$3,000 por alquilar la hookah durante la noche completa, donde se incluyen los cambios de carbones consumidos.
Partes de la hookah
La hookah está diseñada con una taza en la parte superior para el tabaco. Cuando se inhala, el humo se extrae del tabaco humeante atravesando el cuerpo de la tubería y provocando que el agua u otra sustancia que haya en el fondo burbujee. 
Consta de una cacerola que en su mayoría están hechas de cerámica resistente al calor, para colocar el tabaco, tapado por una lámina de papel de aluminio u otros dispositivos y sobre la cual se coloca el carbón que prende el tabaco.
También está la válvula, un conducto tapado con una bola que se levanta al soplar con suavidad por la manguera. 
Tiene una base hecha de vidrio que contiene el líquido filtrante. Lo más común es que se le eche agua, pero los usuarios tienen la opción de ponerle leche o bebidas alcohólicas como vodka.
La manguera que tiene es el conducto de aspiración del vapor.
El tabaco que se utiliza en la hookah es especial para eso. No tiene nada que ver con el de los cigarrillos.
Precios de la Hookah
El precio de la hookah dependerá de las mangueras que tenga y de los accesorios que pueda incluir. Su precio más económico son RD$500.
LISTÍN DIARIO visitó algunos de los establecimientos de venta de hookah y el precio máximo era RD$3,500.
Algunas de las ofertas eran las siguientes: una hookah punky de dos mangueras RD$850; hookah punky en jaula RD$950; hookah maya RD$1,500; tarro de tabaco 150 gramos RD$700; caja 50 gramos RD$750; caja de carbon alfarker RD$400; caja carbón RD$400; manguera maya RD$350 y filtro RD$550.
Resolución de Salud Pública

El Ministerio de Salud Pública emitió en abril de este año la resolución número 000003-2017, que regula el uso de la hookah o pipa de agua.
Mediante la resolución el Ministerio de Salud Pública prohíbe el uso de la hookah o Pipa de Agua en lugares cerrados bajo techo, de uso colectivo público y privado. 
Prohíbe la venta, obsequio, distribución y promoción de la hookah o Pipa de Agua a menores de 18 años de edad. 
Establece que no podrán ser colocadas publicidad o promoción de la hookah o pipa de agua en los siguientes lugares y medios: a) En lugares destinados a menores de 18 años de edad; b) A menos de 200 metros de distancia de los centros educativos para menores de 18 años de edad; c) En eventos o espectáculos dirigidos a menores de 18 años de edad; d) En publicaciones y juegos destinados a menores de 18 años de edad.
Y designa a la Oficina de Acceso a la Información a publicar en el Portal Web Institucional de este Ministerio de Salud, el contenido de la presente resolución.
(+)
ALERTAS INTERNACIONALES POR USO DE HOOKAH
ENFERMEDADES: La Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos estableció que el humo de la hookah expone a las personas al producto químico adictivo de la nicotina.
Las investigaciones realizadas por la agencia demuestran que los fumadores de hookah absorben incluso más cantidad de los químicos nocivos que se encuentran en el humo de cigarrillo debido a que las sesiones para fumar son más extensas y que una sesión de narguile de una hora consiste en inhalar 100-200 veces el volumen de humo de un solo cigarrillo.
La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha indicado que mediante el uso de la hookah se absorve el veneno cardiovascular, el monóxido de carbono y que puede ser muy elevada a causa de los grandes volúmenes inhalados y al hecho de que la fuente de calor suele ser carbón o brasas que arden sin llama.
Share on Google Plus

About SFM News

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario