La corteza terrestre del planeta aumentará 40 milímetros en menos de un mes

El 21 de agosto se van a producir dos efectos muy curiosos en la Tierra. Por un lado, muchas personas van a sentirse hasta medio kilo más ligeras durante un tiempo. Por otro, la corteza terrestre se va a elevar varios milímetros. Estas son algunas de las consecuencias del Gran Eclipse Solar.
Será un eclipse total en Estados Unidos, de hecho, será el primero de este tipo en 99 años. Aproximadamente durante dos horas, el fenómeno cruzará el país de este a oeste. El eclipse tendrá una duración de 2 minutos y 40 segundos y fuera de Estados Unidos también se podrá ver, aunque en este caso será parcial.
Así que, aunque la mayoría de las consecuencias tendrán influencia directa sólo en Estados Unidos (en 12 de sus estados), vale la pena recordar lo fascinante del fenómeno a través de sus efectos gravitatorios.
La NASA explica en su página que lo primero que hay que entender es que la Luna está en su fase “nueva”, por tanto, cualquier efecto gravitatorio que pueda esperarse durante un eclipse solar total, también sucede cada vez que hay una Luna nueva (que ocurre cada 28 días).
Recordemos que la Luna nueva es la fase lunar que sucede cuando se encuentra situada exactamente entre la Tierra y el Sol, de manera que su hemisferio iluminado no puede ser visto desde nuestro planeta. Es decir, se ve solo un halo iluminado. En cada Luna nueva no ocurre un eclipse de Sol, en cambio, en todo eclipse de Sol siempre debe ocurrir una Luna nueva, antes y después del fenómeno.
Desde el punto de vista del hombre, como observadores del evento desde la superficie del planeta, el cuerpo humano estará bajo la influencia gravitacional de la Tierra, la Luna y el Sol. De hecho, en el momento del eclipse, el planeta estará a 151.4 millones de kilómetros del Sol, y la Luna estará ubicada a 365.649 kilómetros de la superficie de la Tierra.
Según la agencia espacial, si hacemos uso de la Ley de Gravitación de Newton, podemos calcular la fuerza del Sol, la Luna y la Tierra para una persona de 80 kilos de media. La Tierra cuenta con 784.1 Newtons de fuerza, la Luna proporciona 0.0029 Newtons y el Sol 0.4633 Newtons. Sin embargo, debido a que nuestro planeta gira, proporciona una fuerza centrífuga de ‘antigravedad’ que también podemos calcular.
De ser así, si agregamos las fuerzas con sus direcciones correctas, obtenemos una fuerza gravitacional total de 783.634 Newtons. Dicho de otra forma, el cuerpo se sentirá cerca de medio kilo más ligero.
No sólo eso. El efecto gravitatorio del Sol y la Luna en el mismo lado de la Tierra durante la Luna Nueva es, en realidad, mucho más dramático cuando observamos lo que le sucede a todo el planeta en conjunto.
La fuerza gravitacional de la Luna (la aceleración de marea) y el Sol causan una marea corporal en la roca sólida de la Tierra. ¿Esto qué significa? Que si estamos en la misma línea definida por los centros de la Tierra, el Sol y la Luna, a la corteza del planeta le aparecerán pequeños salientes hacia arriba de unos 40 milímetros a través de un área de unos mil kilómetros en la superficie de la Tierra.
Por tanto, el próximo 21 de agosto recuerda lo fascinante que es el fenómeno que está a punto de comenzar. Mientras ves el eclipse solar total, siéntete libre de imaginar que estás parado en la superficie a 40 milímetros más cerca de nuestra estrella favorita (y un poco más ligero).
Share on Google Plus

About SFM News

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario