Qué hacer cuando te pican un montón de mosquitos


Mi padre suele contar la anécdota de unas vacaciones familiares en la playa de cuando yo tenía unos cinco años. Vivíamos en Carolina del Norte y nos habíamos despertado supertemprano para conducir hasta la costa, que está a unas cuatro horas. Mi padre cuenta que, ya exhausto por las horas al volante, me miró un momento y pensó: “Guau, sí que tiene las piernas peludas para ser una niña de cinco años”. Sin embargo, cuando miró más de cerca, cayó en la cuenta de que, más que vellos, mis piernas estaban cubiertas de arriba a abajo por mosquitos.
Al instante, emprendimos un éxodo fugaz alejándonos de la playa mientras mi hermano y yo vomitábamos durante todo el camino a casa. Nunca más volvimos a tener vacaciones familiares en la playa.
De donde yo vengo, las picaduras de mosquito son parte de la vida cotidiana: te acostumbras a ellas, tal y como hice yo. Era habitual que cada escapada de verano al aire libre culminara con, por lo menos, unas pocas picaduras, pero nunca volví a tener una experiencia parecida a la de mi frustrado viaje preescolar a la playa. Mi madre siempre procuraba llevar una botella de cortisona en el botiquín (y ni qué decir de sus muy efectivos baños de avena para curar cualquier situación de riesgo); sin embargo, a veces estos métodos resultaban insuficientes para resolver el problema —o no eran factibles porque estábamos acampando—. Es por eso que ideamos también otros métodos contra los terribles efectos de las picaduras.
Si estás liado enfrentándote a las picaduras de mosquito, aquí te mostramos algunos prácticos consejos sobre cómo combatirlas:

Toma antihistamínicos

Para mí, es de lo más común tomar medicamentos antialérgicos cada vez que acabo con cientos de picaduras de mosquito en la piel. Pero, por alguna razón, la gente siempre se queda asombrada cuando lo sugiero. Amigos, tomen antihistamínicos. Recuerden que la más minúscula picadura puede provocar una reacción alérgica. Tomar un antihistamínico las picaduras y evita, por ejemplo, la presencia de la comezón el tiempo suficiente como para que la picadura se cure. Por supuesto, tomar un antialérgico es excesivo si solo te han picado una o dos veces, pero si terminas cubierto de picaduras será el dulce alivio que tu cuerpo necesita.

Pon pasta dental sobre la picadura

Esto lo aprendí de una guía de niñas exploradoras, creo que cuando estaba en la escuela primaria. Si estás acampando y recibes picaduras, un poco de pasta dental te aliviará. Simplemente aplícala y espera a que seque, la comezón prácticamente habrá desaparecido para cuando te la quites. Consejo extra para mi yo adolescente: este truco también funciona para las espinillas.
Cúbrete con aloe
El aloe se asocia, usualmente, al tratamiento de las quemaduras; sin embargo, puede ser increíblemente útil para las picaduras. Con un poco de aloe conseguiremos reducir no solo la comezón, sino también la hinchazón, y haremos más sencilla la curación de la herida. Eso sí, yo personalmente recomiendo utilizar una planta de aloe en vez del gel que se compra en las farmacias.

Coge un poco de sal

Otra buena recomendación si estás acampando o alejado de la civilización es la siguiente: mezcla sal fina con un poco de agua hasta conseguir una mezcla pastosa. Luego, aplícala sobre la picadura. Quizás sientas un pequeño ardor si te has estado rascando, pero te aseguro que después tendrás un dulce, muy dulce alivio salado.
Share on Google Plus

About SFM News

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario