Piden más cámaras de velocidad cerca de las escuelas de NY

El 85% de los incidentes vehiculares que ocasionan muertes y heridos de gravedad en Nueva York ocurren en lugares cerca de las escuelas, donde las leyes estatales no autorizan el uso de cámaras de control de velocidad. Por ello, este viernes líderes políticos y activistas pidieron a la Legislatura estatal que finalmente apruebe una iniciativa de ley que expanda la presencia de estos dispositivos alrededor de 750 áreas escolares, en lo que califican como un asunto de vida o muerte.

Actualmente hay cámaras en sólo 140 áreas cercanas a las escuelas, y un estudio del Departamento de Transporte de la Ciudad demuestra que en esos sitios los conductores tienen mayor precaución y respeto hacia los límites de velocidad, ante el temor de recibir multas de $50 al sobrepasar los niveles permitidos en 10 millas.

“La velocidad de los autos se ha reducido en más de 60% en esos lugares, la velocidad, que es la causa número uno de choques y muertes”, aseguró el alcalde Bill de Blasio, destacando que gracias a la implementación del programa Visión Cero, que redujo los niveles de velocidad para evitar fatalidades, el 2016 fue el año con menos incidentes en la historia de la Gran Manzana.

“No hay duda que las cámaras salvan vidas y como todavía tenemos mucho más por hacer, instamos a la Legislatura del Estado a que apruebe esta expansión para salvar vidas”, dijo De Blasio.

La comisionada de Transporte Polly Trottenberg, destacó que la meta de Nueva York es que llegue el día en que todos los conductores respeten las leyes de manejo y mencionó que las cámaras ayudan a lograr ese objetivo. En lo que va corrido del 2017 se han registrado 77 muertes en hechos de tránsito, 13% menos que las ocurridas en el mismo período el año pasado.

“Las cámaras reducen los afectados relacionados con el tráfico y salvan vidas, y si la gente maneja a velocidades seguras y Nueva York no reune ninguna ganancia económica (por multas), eso va a ser una victoria”, destacó la funcionaria.

Falta apoyo en Albany

El senador estatal José Peralta aseguró que muchos colegas en Albany no apoyan la iniciativa, creyendo que Nueva York solo tiene intereses económicos para colectar multas, y destacó que esa idea está totalmente equivocada.

“Creo que estamos a una o dos semanas de aprobar esa ley y si el Senado no lo hace estaría siendo irresponsable, porque este no es un asunto de dinero sino un asunto de protección a la vida, nuestros niños y envejecientes”, dijo el senador. “Hay que pasarlo esta vez y es tiempo porque estamos perdiendo ya demasiadas vidas”.

Sofía Russo, madre de la pequeña Ariel Russo, quien perdió la vida hace cuatro años a causa de un conductor que iba a alta velocidad y sin licencia, se unió al llamado del Alcalde y otros activistas y le pidió a Albany que apruebe la expansión de cámaras de control a todos los vecindarios.

“Yo perdí a mi hija y no quiero que otros padres pasen por el mismo dolor, y poner cámaras cerca de las escuelas va a salvar la vida de muchos niños, por lo que les pido que aprueben la ley”, dijo la madre, quien estuvo acompañada por su hijo Jacob, que leyó unas sentidas palabras pidiendo a Albany que no permita que más pequeños como su hermana terminen muriendo por culpa de conductores irresponsables.

El presidente del Comité de Transporte, Ydanis Rodríguez, aseguró que la legislación que aumenta las cámaras es una solución de sentido común y pidió que no frenen más ese proyecto.

“No podemos esperar otro año por esta medida. Eso tiene que pasar ya y antes de que termine esta sesión legislativa”, advirtió el concejal.

Peligro en los cinco condados

La asambleísta Carmen de la Rosa comentó que hay muchas zonas en los cinco condados donde los pequeños están a su suerte ante los conductores irresponsables y pidió a sus colegas que hagan lo correcto para protegerlos.

“La semana pasada, la directora de la escuela pública 189 me llamó y me dijo que un miembro del personal de la escuela fue atropellado en frente. Hubiera podido haber sido un niño y la peor parte es que podemos evitarlo legislando para asegurar que esto no pase otra vez. Esta legislación nos da esas herramientas y es nuestra obligación seguir luchando hasta que sea aprobada”, dijo la dominicana.

Paul Steely, director de la organización Transportation Alternatives, manifestó que la velocidad excesiva en automotores sigue rampante en muchas partes de la Gran Manzana, dejando víctimas inocentes como ocurrió el martes pasado afuera de la escuela Susan E Wagner de Staten Island, donde una estudiante de 15 años fue arrollada.

“Esto no tiene excusa y sabemos que las cámaras de seguridad son efectivas para prevenir atropellamientos como ese, por lo que ante la epidemia de velocidad que hay en nuestras calles, la Legislatura estatal debe aprobar esa ley para proteger a los niños y a los vecindarios”, dijo el defensor.

Beth Finkel, director estatal de AARP New York, destacó que no solo los niños están en riesgo de morir a manos de conductores irresponsables sino también los ancianos. “Los adultos mayores representan el 17% de la población de la ciudad, pero son el 47% de las muertes en incidentes de tránsito”, enfatizó.

Gladys Robles, quien es madre de dos niños que asisten a una escuela en Jackson Heights, Queens, dijo que no poner más cámaras para frenar a los conductores que andan a alta velocidad es dar vía libre a que haya más muertes. “Que no quieran aprobar cosas de inmigración se entiende, porque es un tema que divide, pero las cámaras son para proteger a todos, especialmente a los chiquitos”, dijo la ecuatoriana.

Se espera que en las próximas dos semanas la Legislatura estatal vote el proyecto, que cuenta con mayor respaldo en la Asamblea y aun no tiene la mayoría necesaria en el Senado.

Datos de incidentes por velocidad:

63% ha sido la reducción en la velocidad de los autos en las zonas escolares donde hay cámaras.

140 cámaras han sido instaladas en zonas cercanas a las escuelas.

750 cámaras en los cinco condados expandería la ley estatal.

85% de las muertes y heridos en hechos de tránsito ocurrieron en zonas donde no hay cámaras instaladas

77 personas muertas en hechos de tránsito se han registrado en el 2017.

89 fue el número de víctimas el año pasado en el mismo período de tiempo.

47% de las víctimas de tránsito son adultos de la tercera edad.

13% han reducido las muertes de tránsito en Nueva York.

43 peatones han muerto a manos de conductores en el 2017.

50 peatones muertos fue la cifra en el mismo período del 2016.

$50 es la multa que recibe un conductor por sobrepasar los límites de velocidad donde hay cámaras.

$1,600 millones ha invertido la Ciudad en la implementación del programa Visión Cero del Alcalde.

Share on Google Plus

About SFM News

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario