Lo que debemos saber de la PrEP o «pastilla del día antes» para prevenir el VIH


La Profilaxis Pre-Exposición o PrEP es una estrategia de prevención de la infección del VIH todavía no disponible en nuestro país.


La Profilaxis Pre-Exposición o PrEP es una estrategia de prevención de la infección del VIH que consiste en que las personas sin VIH que van a tener una relación sexual de riesgo tomen medicación frente al virus antes de la relación sexual para evitar la infección. El único fármaco aprobado hasta la fecha es Truvada, que combina dos medicamentos en uno. Algunos estudios científicos han demostrado que si una persona no infectada por el VIH toma dos medicamentos antirretrovirales antes de tener una relación sexual con una persona infectada, las posibilidades de infectarse por el VIH disminuyen hasta un 90%.
Es importante asegurarse de que no se haya infectado con el VIH recientemente al comenzar a tomar la PrEP. Truvada no está diseñado para ser tomado por sí solo para tratar al VIH, por lo que al utilizar Truvada como PrEP, si usted ya tiene VIH, significa que no está recibiendo un tratamiento óptimo para suprimir al virus.
La PrEP no sirve para cualquier persona y no es un sustitutivo del condón. La PrEP es recomendable sólo en las poblaciones diana que tienen un riesgo elevado de infectarse por VIH (pertenecer a un colectivo en el que el riesgo supere 2 casos por 100 personas-año). Según GESIDA, hombres que tienen sexo con hombre –HSH- y mujeres transexuales que en los seis meses previos han tenido relaciones sexuales sin uso de preservativo y, además, cumplen uno de los siguientes requisitos: a) relaciones sexuales con más de 2 parejas; b) diagnóstico de una o más infecciones de transmisión sexual (ITS); c) administración de profilaxis post-exposición; y d) Uso de sustancias psicoactivas durante la relaciones sexuales.
No, aunque un reciente informe del Comité de Bioética de España, a petición del Ministerio de Sanidad, reconoce que aunque la decisión es «compleja» «existen más argumentos a favor de su financiación pública que en contra». Sin embargo, según cálculos de la principal clínica de diagnósticos de VIH en Cataluña, BCN Checkpoint, arrojan la cifra de más de 1.500 personas tomando el fármaco de manera irregular y sin seguimiento médico. En España no se puede importar, ni comprar por Internet, porque no es legal.
De momento está aprobada y financiada por la sanidad pública en Francia, Noruega, Bélgica, Luxemburgo, Escocia y Portugal. En países como Reino Unido u Holanda se puede acceder comprando legalmente genéricos por Internet o mediante estudios de implementación. En EE.UU. también está disponible.
Los expertos de GeSIDA advierten que actualmente la medicación utilizada para la PrEP es de dispensación hospitalaria obligada, por lo que, consideran, se debe dotar adecuadamente de recursos suficientes a los servicios de farmacia hospitalaria para que puedan atender de modo adecuado el volumen de demanda de PrEP y que todos los potenciales usuarios puedan acudir a un centro hospitalario para la prescripción y dispensación. Sin embargo, muchos especialistas son contrarios a su administración en hospitales. Al ser personas que no están enfermas, consideran adecuado que se de en clínicas de diagnóstico de VIH y otros centros de salud.
El debate sobre su autorización también es económico. El tratamiento tiene un coste elevado, más cuando se compara con el precio de una caja de preservativos. Los médicos hablan de una horquilla entre los 500 y los 800 euros al mes por persona, lo que supone una barrera para los sistemas sanitarios públicos que se plantean su cobertura. Los argumentos del Comité de Bioética de España para recomendar su aprobación fuero: «el fracaso que actualmente presentan las estrategias para la erradicación del virus del sida, la ausencia de medidas alternativas que alcancen los mismos resultados de prevención que la PrEP, la especial incidencia que sigue teniendo la enfermedad en grupos especialmente vulnerables, los cambios en la percepción social sobre el riesgo del VIH y la exigida protección de la salud colectiva», indica el informe. Como el Comité de Bioética otros organismos han defendido su prescripción con la idea de ofrecer un seguro para personas de alto riesgo de infección.
Ni mucho menos. La PrEP no protege contra otras infecciones de transmisión sexual (ITS) ni tampoco previene el embarazo. Y desde luego no es una cura para el VIH. Además, puede causar efectos secundarios leves, como malestar estomacal o náuseas en algunas personas. Aunque generalmente esos síntomas se atenúan o desaparecen con el tiempo, con frecuencia en el primer mes. No se han observado efectos secundarios graves, pero sí se producen puede afectar al riñón y a los huesos, por lo que se debe controlar periódicamente.
La Profilaxis Pre-Exposición o PrEP es una estrategia de prevención de la infección del VIH que consiste en que las personas sin VIH que van a tener una relación sexual de riesgo tomen medicación frente al virus antes de la relación sexual para evitar la infección. El único fármaco aprobado hasta la fecha es Truvada, que combina dos medicamentos en uno. Algunos estudios científicos han demostrado que si una persona no infectada por el VIH toma dos medicamentos antirretrovirales antes de tener una relación sexual con una persona infectada, las posibilidades de infectarse por el VIH disminuyen hasta un 90%.
Es importante asegurarse de que no se haya infectado con el VIH recientemente al comenzar a tomar la PrEP. Truvada no está diseñado para ser tomado por sí solo para tratar al VIH, por lo que al utilizar Truvada como PrEP, si usted ya tiene VIH, significa que no está recibiendo un tratamiento óptimo para suprimir al virus.
Share on Google Plus

About SFM News

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario