Ventajas y desventajas al comprar un carro usado a un particular o en un concesionario

La compra de vehículo supone una gran inversión, por lo que hay que meditar mucho antes de tomar una decisión. Sobre todo hay que pensárselo dos veces a la hora de comprar un coche de segunda mano. Las ventas de vehículos de ocasión (VO) en España superan a las de vehículos nuevos, concretamente en España se venden 1,7 carros usados por cada uno nuevo. Muchas de las ventas de VO se realizan entre particulares, debido sobre todo al precio, que suele ser inferior a lo que cosntaría un modelo de similares características en un concesionario. Pero en ocasiones ese ahorro inicial puede salir caro debido a posibles averías o problemas no detectados en el momento de la compra.
De acuerdo con la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios y otras leyes complementarias, la garantía de un vehículo debe ser formalizada por escrito con independencia de la factura o del contrato de compra-venta. En cualquier operación de compraventa de un vehículo, ya sean transacciones entre particulares o con profesionales, es conveniente hacer un contrato por escrito donde queden reflejadas las condiciones de la venta.
A todo ello, recuerdan desde Automovilistas Europeos Asociados (AEA) que si se trata de compras realizadas a empresarios o profesionales, la factura no es que sea conveniente, sino es que es obligatoria.
Por tanto, si se adquiere un vehículo usado a una casa de compraventa deben entregarnos factura, contrato de compraventa y contrato de garantía. Ésta debe comprender un plazo no inferior a un año desde la entrega del vehículo, y no de tres meses como en ocasiones ofrecen.
Con todo, aunque no se formalizara expresamente un contrato de garantía la ley establece un plazo de seis meses para que el comprador de un automóvil pueda exigir del vendedor el saneamiento por los vicios ocultos que pueda tener el vehículo. Esto último afecta por igual a las operaciones entre particulares.
Desde AMDAAsociación Madrileña de Distribuidores de Automóviles, destacan la importancia de comprar vehículos de ocasión a profesionales para que sea una compra segura y con un gran número de ventajas. 
Las principales ventajas que ofrecen los profesionales de la compra venta son, en primer lugar, la propia garantía del vehículo, ya que la compra-venta entre particulares está fundamentada en el Código Civil, por lo que el vendedor está obligado únicamente a que el vehículo esté libre de cargas, gravámenes o vicios ocultos y debe responder ante cualquiera de estos casos durante seis meses. 
Sin embargo, los concesionarios ofrecen una garantía mínima de un año con contrato
Esta garantía aporta tranquilidad y seguridad al comprador, ya que si el vehículo tiene un defecto que no se ha detectado en el momento de la compra y se localiza dentro del periodo de garantía, el concesionario debe repararlo sin coste para el comprador.
Los vehículos de ocasión vendidos en concesionarios se someten a una revisión previa a su puesta en venta para localizar y reparar posibles averías actuales o futuras y, ofrecer así, un coche con garantías. En el caso de los vehículos vendidos por particulares esta revisión raramente se realiza, por lo que, si el comprador no es un experto, es posible que tras la compra se incrementen los costes por desgastes ya producidos antes de la venta o incluso averías.
En cuanto a los trámites administrativos,. en el momento de la venta de un vehículo de ocasión es necesario realizar ciertas gestiones que, en el caso de realizar la compra en un concesionario no supone un gasto extra ni un trabajo de gestión por parte del comprador. Pincha para saber los trámites que hay que hacer para comprar o vender un coche entre particulares.
Otra ventaja es que los concesionarios oficiales siempre transfieren el coche a su nombre. 
Eso significa que como la responsabilidad civil subsidiaria recae en el propietario del coche, con independencia del conductor, es nuestro concesionario el que responderá en caso de avería del vehículo.
Los concesionarios suelen ofrecer la posibilidad de financiar el pago del vehículo con el fin de facilitar la adquisición, una ventaja que no podemos encontrar en la compra-venta entre particulares y, si el comprador desea financiación, debe buscarla por su cuenta.

La manipulación del cuentakilómetros, habitual entre particulares fraudulentos (o compraventas camuflados como falso particular), es una práctica habitual en el mercado de segunda mano. 
Los concesionarios oficiales entregan los vehículos -que han sido del propio concesionario- siempre con el libro de revisiones; al igual que aquellos que proceden de cambio en los que el anterior propietario lo entregó. Los concesionarios de las marcas verifican y garantizan los kilómetros que muestra el carro.
Share on Google Plus

About SFM News

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario