Los siete deportivos más elegantes de la historia


Los deportivos clásicos son los más codiciados en las subastas por su belleza y su simbología. Modelos Bugatti, Jaguar, Porsche, Aston Martin y Ferrari han cautivado por su sensual diseño y la pureza de sus líneas.

La lista de los automóviles más glam de todos los tiempos El buen gusto es un juez que decide el criterio de elegancia. Sin soportes declarados ni parámetros universales, el buen gusto es una idea huérfana, volátil, emparentada al concepto de belleza.

Son modos de hacer cosas, atravesadas por la sensibilidad estética. Buen gusto, elegancia, belleza, es una trinomia de valores aunados en la subjetividad asumida, que sin embargo es de reconocimiento universal: la cortesía, la naturalidad, la exquisitez sí son perceptibles.

Los autos también son filtros del buen gusto. También pueden inspirar sensualidad y distinción. Su estilo y diseño reviste, muchas veces, adjetivos relativos al encanto y la gracia.

Sobretodo los deportivos. Sobretodo los deportivos clásicos.

Una condición parcial o emocional pero que en la industria resumió en modelos consagrados, dotados de una silueta icónica y un andar refinado.

Son los autos más elegantes de todos los tiempos. Al menos según el (buen) gusto de la mayoría. Bugatti Type 55 Super Sport

El Bugatti Type 55 Super Sport emergió directo de las pistas de competición

Un auto de ensueño. Uno de los primeros diseños de la mítica marca francesa, autora de grandes obras automovilísticas y creador del Chiron, actualmente considerado el mejor auto del mundo.

El Type 55 Super Sport se presentó en el Salón de París en 1931 y emulaba las líneas de un biplaza deportivo de competición.

Su lanzamiento, sin embargo, fue inoportuno.

La economía mundial entraba en una profunda depresión, por lo que solo 38 Type 55 fueron fabricados. Su equipamiento consistía en un motor de ocho cilindros en línea de 2,3 litros capaz de entregar 130 CV, mecánica suficientes para materializar una velocidad punta de 180 kilómetros por hora.

Jaguar XK 120


El Jaguar XK120 fue un nuevo concepto en innovación por su diseño y los materiales utilizados

El Salón del Automóvil de Londres de 1948 conoció a uno de los roadster más innovadores de la historia.

El mundo volvía a funcionar luego de que la Segunda Guerra Mundial arrasara con el ritmo normal de la vida. Jaguar intentó sobrevivir con un modelo a modo de prueba: el XK 120 era un nuevo concepto en diseño, en motorización y en materiales.

El aluminio, los adornos con madera de fresno, el propulsor de seis cilindros en línea con 180 CV de potencia hicieron de esta obra de arte británica un automóvil de época.

En los Estados Unidos fue furor: los apasionados por el motor volvían a ver un deportivo después del conflicto bélico.

 Mercedes 300 SL



El Mercedes 300 SL fue uno de los primeros superautos de la industria automotriz Uno de los automóviles más icónicos de la historia.

Su sistema de apertura de puertas elevó su influencia a deportivo de culto.

En su versión bautizada Gullwing o alas de gaviota en su traducción, el deportivo de Mercedes-Benz encontró la popularidad atemporal. Fabricado entre 1954 y 1963 en carrocería coupé y descapotable, fue uno de los primeros superautos de la industria.

Y es actualmente uno de los modelos más deseados por los coleccionistas.

Se denominación responde a la cilindrada del motor -un bloque de seis cilindros y tres litros capaz de entregar 215 CV- y el SL significa "Sport Leicht": deportivo ligero.

Su condición de esbelto y potente también lo definió.

Llegó a ser conocido como el "Widowmaker", el "crea viudas", por su trágico prontuario de muertes. Su belleza, sin embargo, le ganó a la maldición.

Aston Martin DB5


El Aston Martin DB5 o el auto de James Bond: un deportivo de culto Bastó que Sean Connery posara con él, bastaron trece minutos de exposición en la película Goldfinger de 1964 para que el Aston Martin DB5 color plata Silver Birch trascienda la historia de la industria automotriz.

Fue el auto de James Bond y es el símbolo indeleble del espíritu de la firma británica, una expresión indisoluble del sentido de la elegancia en autos.

Sus líneas fluidas, esculpidas, refinadas no sacrifican deportividad. Portaba un motor de cuatro litros capaz de erogar 285 CV de potencia y desarrollar hasta 230 kilómetros por hora.

El modelo se volvió identidad en la saga del espía: su participación en Goldeneye, Casino Royale, Operación Skyfall y Spectre alimentaron el mito de uno de los deportivos más estéticos jamás fabricados.

Porsche 911

El Porsche 911 es uno de los modelos más icónicos de la industria automotriz Un mito o una fuente de pasión. La demostración, también, de cómo un diseño puede ser eterno. Porsche como terminal automotriz es el 911 y lo que vino después.

El nueveonce de Porsche fue testigo de los cambios de paradigmas de los autos: siete generaciones desde 1964 hasta la actualidad con un fidelización única.

Fue presentado como prototipo en el Salón del Automóvil de Frankfurt en septiembre de 1963, como reemplazo del mítico Porsche 356. Su historia es la historia de uno de los modelos más valiosos, más bellos y más importantes de la industria automotriz.

Una creación de Ferdinand Porsche, uno de los mejores deportivos de toda la historia, que en sus primeras versiones ya alcanzaba los 210 kilómetros por hora gracias a una potencia de 260 caballos. 

Ferrari F355 Berlinetta



El Ferrari F355 Berlinetta, una de las grandes obras maestras de Maranello El matrimonio deportivos y Ferrari es inquebrantable.

Los hijos de Maranello son el balance perfecto entre pasión, agresividad y diseño. El F355 Berlinetta puede ser un ejemplo del equilibrio armonioso que ajusta deportividad con buen gusto.

Lanzado en mayo de 1994 como el primero de la serie F355, evolución del Ferrari 348, acertó con una silueta discreta y bien lograda, movida por un propulsor V8 de 380 CV.

El Dino 246, el 250 GTO, el F40, el F50, el Enzo, el Testarossa, LaFerrari: la cronología del Cavallino Rampante colmó de piezas automovilísticas doradas la historia de los autos.

Alfa Romeo 8C Competizione



El Alfa Romeo 8C Competizione es un homenaje a los primeros deportivos de la firma italiana
Un homenaje moderno al modelo original de principios de siglo. Un deportivo de pura estética italiana, la creación de Alfa Romeo de 2007 era un tributo al mítico 8C artesanal de la década del treinta. El Competizione lanzado en 2007 y anunciado en el Salón del Automóvil de Frankfurt de 2003 combina elementos moderna de ingeniería y coyuntura con reseñas estilísticas del pasado, como se expresan en los faros redondeados o en los marcos cromados de las ventanas. Es una escultural coupé motorizado por un corazón V8 de 4,7 litros con el desarrollo de 450 CV.

Share on Google Plus

About SFM News

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario