La falta que nos hacen Alex y El David

Para esta fecha el año pasado Alex Rodríguez y David Ortiz eran dos de las principales figuras de las Mayores, hoy día están retirados, mostrando la falta que nos hacen.
El año pasado fue el retiro por todo lo alto de David Ortiz, muy diferente al dominican york Alex Rodríguez, quien tuvo que salir por la puerta trasera, por no decir a la fuerza.
Alex estuvo cerca de alcanzar los 700 cuadrangulares, finalizando con 696. Tras años de desgracia intentó cambiar y durante el 2015 tuvo una buena temporada, llevando a los Yankees a los play off y convirtiéndose en el líder del conjunto. Esa luna de miel con el establisment duró poco, cerrándole las puertas desde que asomó su cara a los 700 jonrones, aprovechando que estaba en baja, cediéndole todo el dinero restante, pero forzándolo a un retiro involuntario.
Rodríguez  hoy día es todo un personaje de la farándula, codeándose de la realeza de New York y Hollywood, de la mano de la sin par Jenifer López, viviendo la vida como le gusta, con un mujerón y gastando los millones que consiguió  durante 21 años de carrera  en las Mayores.
El David recién se destapó hablando sobre  lista filtrada de los 103 usuarios de esteroides del 2003, acusando a la prensa de New York y que a él nadie le dijo que había dado positivo por uso de sustancias prohibidas.
Ortiz es toda una personalidad del juego que  se retiró por todo lo alto, recibiendo los más altos honores. Para Boston y el béisbol ha sido una figura que no se desliga del negocio  ni de las causas sociales tanto en Estados Unidos como en Dominicana.
Las Mayores, en su mejor momento económico, necesita de personajes emblemáticos  como Ortiz para mantener en alto  el aspecto social, mercadológico y hasta para su internacionalización.  El David comenzó a construir el mito de gran pelotero  desde  que rompió con la Maldición del Bambino en el 2004, logrando los Medias Rojas su primer campeonato en 86 años.
Alex, con su mundo  de juerga, esteroides, vida licenciosa según los parámetros de los países desarrollados, fue todo un talento, un fenómeno deportivo, con sus defectos, pero envidiado por muchos, incluyendo jugadores que estuvieron a su lado.
En las Mayores nadie es insustituible, sin embargo los dominicanos echamos lo suficiente de menos a dos leyendas  que en los momentos que se paraban en el plato todos, absolutamente todos, esperábamos un tablazo, y a la vez han sido dos ídolos de los fanáticos criollos  y del béisbol de las Mayores.
Share on Google Plus

About SFM News

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario