Tras el atentado en Manchester, refuerzan las medidas de seguridad en todo el mundo

La premier británica Theresa May convocó a una reunión de emergencia de sus jefes de inteligencia tras el peor atentado en el país desde que un grupo de musulmanes británicos mató a 52 personas en un ataque suicida con bombas al sistema de transporte de Londres en julio del 2005.

El Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos dijo que estaba monitorizando de cerca el ataque del lunes en Manchester, que se produjo justo al final de un concierto de la cantante estadounidense Ariana Grande, y agregó que reforzaría las medidas de seguridad en los eventos públicos locales.

Organizadores de eventos deportivos también estaban revisando la seguridad.

La UEFA, el organismo regulador del fútbol europeo, dijo que "no había datos de inteligencia específicos" que sugiriesen que la final de la Liga Europa, que disputarán el miércoles en Estocolmo el Manchester United y el Ajax de Ámsterdam, pudiera ser blanco de un ataque.

La UEFA indicó que "fueron implementadas una serie de medidas de seguridad adicionales" tras un ataque con un camión el mes pasado en Estocolmo.

En tanto, el United canceló su conferencia de prensa previa a la final tras el atentado del lunes.

Por su parte, Japón dijo que comenzó a recabar información.

"Hemos reforzado nuestra posición estableciendo una unidad de recopilación de información dedicada al terrorismo internacional", dijo a periodistas el jefe de Gabinete, Yoshihide Suga.

En Singapur, el organizador de los conciertos que dará la cantante Britney Spears en junio, dijo que estaba evaluando nuevas medidas de seguridad.

"Definitivamente estamos viendo de reforzar la seguridad", dijo Yogesh Mehta, representante de IME Entertainment Group.

Los encargados en Hong Kong del centro de exposiciones donde Ariana Grande tenía previsto dar un concierto en septiembre, dijeron que mejorarían la seguridad en todos sus eventos.

Según notificaron en un comunicado, habrá detectores de metales y perros rastreadores, además del habitual control de bolsos.

Países desde Estados Unidos hasta Japón evalúan su estrategia en teatros, estadios deportivos y centros de eventos después del ataque suicida durante el concierto de Ariana Grande que causó la muerte de 22 personas
Una aparente explosión este lunes en el interior de un estadio de la ciudad inglesa de Manchester donde se celebraba un concierto de la cantante estadounidense Ariana Grande dejó al menos 19 muertos y 50 heridos.

La policía de Manchester informó que el suceso -que está siendo investigado como un posible acto terrorista- se produjo a las 22:35 hora local (21:35 GMT).
"Los servicios de emergencia se encuentran atendiendo a reportes de una explosión en el Manchester Arena", señaló el comunicado policial.


La entidad pidió al público que se mantuviera lejos de la zona del estadio.
La causa de la explosión todavía es desconocida, pero la Unidad de Lucha Contra el Terrorismo del noroeste de Reino Unido está investigando el hecho, dijeron fuentes involucradas en el caso a la BBC.
Imágenes de video en redes sociales mostraron a los espectadores tratando de salir del recinto en pánico.












Policía en las inmediaciones del Manchester ArenaDerechos de autor de la imagenPA
Image caption"Sólo queríamos salir lo más rápido posible porque no sabíamos qué estaba pasando", narró uno de los presentes en el concierto.

Los administradores del Manchester Arena informaron en su cuenta de Twitter que el incidente sucedió en el exterior de la sala principal mientras la gente se retiraba del concierto.
"Nuestros pensamientos y oraciones están con las víctimas", señaló el breve pronunciamiento.
El Manchester Arena es un centro deportivo cubierto con capacidad para 23.000 personas en el que se realizaron grandes presentaciones como conciertos de U2 y Madonna.
También se celebran eventos de boxeo, artes marciales y básquetbol.












Manchaster Arena rodeado de ambulancias y patrullasDerechos de autor de la imagenREUTERS
Image captionEl Manchester Arena tiene capacidad para 21.000 personas.

"Gritando y corriendo"

Testigos relataron que después de que se escuchó "un fuerte ruido", la confusión y el pánico se apoderó de los presentes en el concierto.
Robert Tempkin, de 22 años, contó como "todo el mundo estaba gritando y corriendo, había abrigos y teléfonos de la gente en el suelo".
"Algunas personas gritaban que habían visto sangre. Había un montón de ambulancias, vi a alguien siendo tratado y no podría decir lo que le había sucedido", añadió.













Mapa de Reino Unido

Josh Elliott, hablando a BBC Radio 5, dijo que estaba sorprendido por las noticias de las muertes.
"Fue un alboroto, fue horrible. Nos levantamos cuando pensamos que era seguro y salimos lo más rápido posible".
Elliot narró que fuera del Manchester Arena "la gente solo lloraba y lloraba""Había vehículos de la policía por todas partes".
"Sólo queríamos salir lo más rápido posible porque no sabíamos qué estaba pasando", concluyó.













Suben a un herido a una ambulanciaDerechos de autor de la imagenPA
Image captionLa policía confirmó que se registraron muertos y heridos.

Michelle Sullivan asistió al concierto con sus hijas, de 12 y 15 años.
"Fue muy aterrador", dijo. "Justo cuando las luces se han apagado oímos una explosión muy fuerte. Todos gritaron", señaló.













Paramédicos en las afueras del Manchester ArenaDerechos de autor de la imagenAFP
Image captionLos asistentes relataron escuchar un fuerte ruido y que después el pánico se apoderó de la gente.

Share on Google Plus

About SFM News

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario