Albert Pujols trata de no distraerse en la medida que se acerca a los 600 jonrones




SEATTLE. Albert Pujols, a las puertas de los 600 cuadrangulares, quiso quitarse presión al seguimiento que tiene turno tras turno en la medida que se acerca a convertirse en el noveno jugador en lograr la proeza.
Así lo dejó entrever Pujols en un reporte de María Guardado, de MLB.com, que DL reproduce a continuación:
El dominicano Albert Pujols está completamente al tanto del lugar que ocupa entre los mejores bateadores de la historia.
Con 594 jonrones de por vida, el toletero de los Angelinos necesita sólo seis más para convertirse en el noveno jugador de las Grandes Ligas en unirse al club de los 600 cuadrangulares, una exclusiva fraternidad encabezada por Barry Bonds (762), Hank Aaron (755) y Babe Ruth (714).
Pero aun con Pujols acercándose cada vez más a esa cifra, afirma el veterano que las metas individuales son lo último que pasa por su mente.
“Yo no pienso en eso”, dijo Pujols. “Pienso en ayudar a mi equipo a ganar todos los días. Ese es mi trabajo. En los números te puedes enfocar cuando termine la temporada o cuando termine tu carrera. Pero por ahora, que estoy activo, no pienso en eso.
“Para mí es una bendición”, continuó. “No sólo tener una carrera como la que he tenido, sino también ver mi nombre en la misma categoría que Hank Aaron y todos esos grandes bateadores de la historia de Grandes Ligas. Aunque al mismo tiempo, siempre he dicho que mientras esté en salud podré ayudar a mi equipo a ganar. Voy a tener suficiente tiempo cuando me retire para pensar en lo que hice. Mientras tanto, voy a enfocarme en ayudarnos a ganar la Serie Mundial”.
Pujols forjó su leyenda en San Luis, donde pasó de ser una selección de la 13ra ronda, salido del Maple Woods Community College, al jugador que ganó tres premios al Jugador Más Valioso de la Liga Nacional, fue convocado a nueve Juegos de Estrellas y consiguió dos anillos de Serie Mundial. Durante ese periplo de 11 temporadas con los Cardenales, Pujols bateó .328 con 1.078 de OPS (porcentaje de embasarse más slugging) y promedió 40 jonrones y 121 empujadas por campaña.
Bud Norris, relevista de los Angelinos, vio de cerca a Pujols en sus mejores años, pues le tocó enfrentarlo muchas veces en la División Central de la Liga Nacional entre el 2009 y el 2011 cuando lanzaba por los Astros. Norris lo enfrentó 48 veces, el bateador que más ha visto en su carrera. Y aunque lo limitó a un promedio de .190 sin jonrones, siempre supo que estaba a centímetros de meterse en problemas cuando le tocaba lanzarle.
“Básicamente, es una figura intimidante”, dijo Norris. “Lo que hizo y lo que ha estado haciendo por todos estos años, es algo increíble. Yo tuve la suerte de lanzarle muy bien, pero tienes que limitar tus errores. Cuando alguien cometía un error ante Albert, se lo hacía pagar. Lo ha hecho por muchos años. Por eso es que se va a retirar como uno de los bateadores más grandes de todos los tiempos”.
Ya con 37 años, Pujols no pone más los llamativos números que hicieron de él una estrella en San Luis, pero se ha mantenido productivo desde que firmó un contrato de 10 años y US$240 millones con los Angelinos antes de la temporada del 2012. Lesiones en la parte baja del cuerpo le quitado velocidad, limitándolo al rol de bateador designado los últimos dos años. Sin embargo, Pujols ha bateado .266 y ha promediado 29 jonrones y 98 empujadas por año en sus primeras cinco temporadas en Anaheim.
Hubo algunas interrogantes sobre si Pujols estaría listo para el comienzo de la temporada 2017, después de haberse sometido a una cirugía en el pie en diciembre, pero se recuperó a tiempo y fue el cuarto bate de los Angelinos en el Día Inaugural.
Y aunque bateó sólo .177 tras los primeros 16 juegos de los Angelinos, Pujols se ha levantado en los últimos 10, yéndose de 42-13 para subir su promedio a .231. Con 22 empujadas, además, marcha tercero en la Liga Americana.
El viernes conectó ante los Rangers el jonrón 594 de su carrera, un palazo de tres anotaciones. El sábado bateó un elevado de sacrificio para subir su cuenta de empujadas a 1,839, empatando así a Ted Williams en el 14to puesto de todos los tiempos.
“Albert simplemente sigue avanzando”, dijo el manager Mike Scioscia. “Cada vez que hace algo es divertido ver todos los miembros del Salón de la Fama, esos inmortales con los que se mezcla su nombre. Pero eso es lo último que entra en la cabeza de Albert. Primero y principal, él quiere vernos ganar, y no creo que esté buscando números. Él sale a jugar, nada más”.
Hay muchos más hitos al alcance de Pujols esta temporada, con los 600 jonrones como el más notable de todos. Y aunque el quisqueyano no haga mucho ruido sobre su histórico camino hacia dicha cifra, sus compañeros y demás observadores sí lo harán.
“Verlo en esa búsqueda es ver historia frente tuyo cada día”, dijo Norris. “Es algo que no tomas a la ligera”.




    Share on Google Plus

    About SFM News

    This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
      Blogger Comment
      Facebook Comment

    0 comentarios:

    Publicar un comentario