Así destroza una bala de calibre. 38 una lágrima holandesa, visto en cámara superlenta

Las gotas del príncipe Rupert, también conocidas como lágrimas holandesas, son figuras de vidrio tan resistentes que pueden soportar martillazos sin romperse. Sin embargo, cuando se enfrentan a disparos de armas de fuego se encuentran con serios problemas.
Las lágrimas holandesas son creadas al gotear vidrio fundido en agua fría, lo que cambia la temperatura del exterior del vidrio de manera drástica y repentina, mientras que su interior sigue caliente. El resultado es una figura de vidrio con forma de lágrima o renacuajo que es extremadamente resistente en su extremo más ancho.
Es por esta cualidad tan extraña que el responsable del canal de YouTube SmarterEveryDay disfruta de experimentar con este tipo de vidrio. En un nuevo experimento se propuso a dispararle con balas encamisadas de calibre .22 (Magnum) y calibre .38. Las lágrimas holandesas resisten de manera sorprendente, y aunque la más grande las balas logra destrozar la punta de la gota, el resto de la figura resiste intacto.
No olvides activar los subtítulos con traducción automática del vídeo.


Sin embargo, en otro experimento, SmarterEveryDay utilizó un rifle de calibre .22.

Al impactar las balas con el extremo más ancho de la lágrima holandesa esta resistió, sin embargo, en cámara superlenta se percató de que la bala ocasionó una onda de choque que, al afectar a la “cola” de la lágrima, ocasionó una reacción en cadena que la desintegró por completo.

El resultado es simplemente fascinante.
Share on Google Plus

About SFM News

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario