No malgastes tu dinero en un procesador Intel i7 en lugar de un Intel i5 más barato

Llega la hora de reemplazar tu PC, ya sea porque se ha quedado muy viejo, porque te lo cargaste derramándole alguna bebida encima o simplemente porque te quema el dinero en el bolsillo y quieres reemplazar ese trasto con lo último de Intel, en este caso la nueva microarquitectura Kaby Lake.
Sea cual sea la razón, te toca decidir. ¿Te gastas un dinero extra en un Intel i7 más rápido, o te ahorras unos céntimos y apuestas por el Intel i5?
Tras jugar con ambos procesadores (un i7-7700K de 4,5GHz y un i5-7600K de 4,2GHz) en un ordenador que por lo demás mantenía el mismo hardware, podemos decir, sin lugar a dudas, que deberías ahorrarte el dinero. Para la gran mayoría de la gente, el i7 no vale la pena.
Intel presentó las marcas i7 e i5 en 2007 como una forma de guiar a sus clientes. El i5 era para uso “mainstream” (de las masas) y el i7 era para uso más exigente o “high-end”, y para empresas. La promesa era que si gastabas un poco de dinero extra con el i7, todo iría más rápido y mejor.
La clave de la velocidad del i7 no está en su frecuencia de reloj más alta (el número del gigahercios), sino en su capacidad de usar el HyperThreading de manera más eficiente. En los albores de la computación personal, si querías que tu ordenador fuera más rápido, añadías una CPU adicional. Los procesadores modernos de Intel tienen múltiples núcleos, que tu ordenador interpreta como CPUs adicionales. HyperThreading se aprovecha de esos núcleos para hacer grandes cálculos en paralelo en lugar de sistemáticamente. El procesador i7 está diseñado para ser tan bueno en HyperThreading que puede hacer el doble de procesos en paralelo que el i5.
La cuestión es que esta supertecnología solo entra en juego cuando estás siendo muy exigente con la CPU. No vas a aprovechar al máximo las tripas de tu PC mirando el último tuit de Donald Trump, pero podrías hacerlo si manejas conjuntos de datos enormes, y solo si estás en un campo de trabajo muy específico, como el diseño 3D, la ingeniería o la edición de vídeo.

Uso profesional


l


En un uso profesional, el i7 se ríe del i5 (más bajo es mejor)
Si alguna vez quieres ver qué tan rápido es el procesador de tu PC, deberías ponerlo a renderizar un archivo. Convertir ficheros grandes, como un proyecto en 3D o un archivo de vídeo enorme, pone a sudar al procesador de inmediato, hasta tal punto que algunos profesionales tienen equipos cuyo único trabajo es el de renderizar.
El i7, con su capacidad de HyperThreading, es el campeón absoluto del renderizado de datos, especialmente en comparación con el i5 más barato.
Cuando renderizamos un objeto 3D en Blender, el i7 completó la hazaña 4 minutos y 39 segundos más rápido que el i5, y cuando convertimos un archivo de película 4K gigante con Handbrake, el i7 terminó 4 minutos y 5 segundos más rápido que el i5. Con ese tipo de diferencia, el i7 es una necesidad absoluta para los “pros”.

Uso normal


En benchmarks diseñados para simular días de trabajo normal, el i5 y el i7 quedan increíblemente emparejados (más alto es mejor)
Pero hay un montón de profesionales que no necesitan renderizar gigas de datos a diario. Necesitan navegar por Internet, crear hojas de cálculo y tal vez editar rápido algunas fotos.
Y en esas actividades diarias, el i7 es solo ligeramente más rápido que el i5. WebXPRT es un fantástico benchmark online que imita la navegación web cotidiana, procesa objetos en línea, cruza datos en hojas de cálculo, altera imágenes y carga páginas web. El i7 sacó una puntuación de 564 en el benchmark, pero la puntuación de 553 del i5 quedó dentro del margen de error, lo que significa que los dos procesadores manejan la navegación web y las tareas básicas del equipo casi a la par.

El i7 y el i5 quedan emparejados también en el test de Photoshop de Gizmodo (más bajo es mejor)
También cambian el tamaño de las imágenes RAW y las convierten a JPEG casi al mismo ritmo. Convertimos 20 grandes archivos RAW y el i7 fue solo 3 segundos más rápido. Una diferencia que no se corresponde con el gasto extra mínimo de 100 dólares por un i7.

Juegos


Fíjate qué poca diferencia hay entre los dos
Después de comparar un par de juegos, está claro que el i7 no vale la pena para la mayoría de los jugadores tampoco. Con la frecuencia de reloj más alta del i7 y sus capacidades de renderizado claramente superiores, creí que un i7 sería mejor para juegos que un i5. Pero no es el caso, especialmente si estás comparando los procesadores en una máquina con una tarjeta gráfica dedicada (que cualquier gamer tendrá normalmente).
Cuando el i7 no tiene que renderizar todos los objetos 3D del juego y en su lugar los descarga a la GPU, entonces su superioridad disminuye sustancialmente. En el benchmark de gráficos de Civilization VI, que registra el tiempo entre los frames y saca el promedio, los dos procesadores estaban a solo 1,4 milisegundos de distancia. Lo mismo en el benchmark de inteligencia artificial de Civilization VI, que marca la rapidez con que un procesador calcula las tareas de la inteligencia artificial del juego.
En Rise of the Tomb Raider, el i5 tuvo un promedio de 18,43 frames por segundo mientras que el i7 tuvo un promedio 18,33 fps. Eso los pone apenas a una décima de frame de distancia. Son diferencias imperceptibles para el ojo humano. El tipo de diferencia que te dice que el i7 no vale en absoluto la pena para los gamers.
Al final, aunque el i7 sea más rápido y una necesidad absoluta para los editores de vídeo, ingenieros, arquitectos y diseñadores 3D, simplemente no vale la pena para el resto de los mortales. Si solo planeas jugar, navegar por la web o hacer un poco de edición fotográfica, ahórrate el dinero y ve a por el i5 en su lugar. Es más que suficiente para tus necesidades.
Share on Google Plus

About SFM News

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario