La historia de los televisores, descubre su evolución



Los televisores eran todo un fenómeno en el año 1956: toda la familia se reunía en el salón para pasar horas delante de la caja tonta. Muchas veces también se acercaban los amigos ya que, con el precio de los primeros aparatos, sólo unas pocas familias en toda España pudieron hacerse con uno.
A pesar de que sólo había un canal, del chisporroteo de los altavoces y de la mala calidad de las imágenes en blanco y negro, era todo un espectáculo audiovisual que dejó pasmada a la gente delante del pequeño recuadro de vidrio donde las imágenes en movimiento aparecían como por arte de magia. Algunos críticos, que avisaban del peligro de la radiación y señalaban a la televisión como un artefacto del demonio, no pudieron parar la invasión: en 1966 aparecía la segunda cadena.
En el año 1969, TVE estrena las emisiones en PAL, lo que permite emitir en color. Pero la falta de infraestructura para producir programas retrasan la emisión regular de programas en color hasta el año 1973. Actualmente en cada hogar hay una televisión. En realidad esta tecnología, que en las películas de los años 60 parecía ciencia ficción, no ha dejado de evolucionar durante los últimos casi 90 años, desde la primera emisión experimental realizada en 1925. Ahora lo que se llevan son los Smart TV y lo stelevisores Ultra HD 4K.

Televisores históricos

Estas son algunos de los televisores más representativos de la historia. Tal vez no sean las mejores, pero marcarón un hito en el mundo de la televisión gracias a sus singulares características.

Cosa que tal vez no supieras...

La palabra "televisión" es un híbrido de la voz griega "tele" (distancia) y la latina "visio" (visión). El término televisión se refiere a todos los aspectos de transmisión y programación de televisión.
El televisor operativo más antiguo del mundo -o al menos uno de ellos- es un Marconiphone 702 fabricado en 1936 propiedad del coleccionista británico Jeffrey Borinsky. Tiene una pantalla de 12 pulgadas y su dueño ha conseguido adaptarlo a las nuevas tecnologías, como la TDT, para que siga funcionando.
El televisor más caro del mundo se llama PrestigeHD Supreme Rose y lo firma Stuart Hughes. Su precio de venta es de nada menos que 2,25 millones de dólares. Sus prestaciones no son espectaculares ya que se trata de un simple televisor Full HD de 55 pulgadas, lo que le hace merecedor de su precio es su carcada fabricada con 28 kilos de oro rosa de 18 kilates adornada con 72 diamantes y detalles de piedra sol y amatistas. Para culminar esta auténtica horterada, el marco está cubierto de piel de serpiente.
El título de la pantalla de televisión más grande del mundo corresponde a la pantalla del Charlotte Motor Speedway en EEUU con una superficie total de 1.486 m2. Desgraciadamente este record tiene fecha de caducidad, ya que la próxima primavera de 2014 tiene previsto el estreno de “Big Hoss TV” la nueva pantalla gigante del Motor Speedway de Texas, también en EEUU. “Big Hoss TV” tendrá una superficie total de 1.917 m2 con 4.800.000 píxeles y será capaz de mostrar 281 billones de colores. Medirá 66,5 metros de ancho, 28,8 metros de alto y pesará un total de 108 toneladas.
El televisor más pequeño del mundo es el ME1602. Tiene una pantalla de tan solo 3,84 mm de ancho y 2,88 mm de alto. Funciona mediante tecnología OLED y tiene una resolución de 160x120 mm. Desconocemos la aplicación práctica real de una pantalla tan pequeña, pero al menos le ha valido para entrar en el libro Guiness de los records.
 
Share on Google Plus

About SFM News

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario