Claudio Aníbal Medrano Mejía: Una merecida distinción

En la primera mitad de la década de los 80 llega desde Bonao a San Francisco de Macorís el joven Claudio Aníbal Medrano Mejía. Lo trajo hasta aquí su deseo de seguir los estudios universitarios; llegó con la determinación de estudiar Derecho en la Universidad Católica Nordestana (UCNE). Allí culminó su licenciatura, fue Decano de la facultad y, aún es profesor de Derecho Internacional.

A través de un amigo común con Julio Antonio González Burel (Machacho) propietario de Hibi Radio; de José Anibal Aquino, propietario de Radio Bonao, no tuvo dificultad en iniciarse como locutor de noticias de Noticiario 1070 que entonces dirigía el periodista Ricardo Rojas Espejo. Superó las pruebas de admisión y supo preservar y crecer en el espacio ganado. 

Además de su labor como locutor de noticias, colocaba música, complacía peticiones y animaba la tarde hasta que llegaba la hora de asistir a clases. Hubo un tiempo, en que iba de la emisora a la universidad y, retornaba a las 10:00 P. M. después de clases, hasta las 12:00 de la noche. Fue junto a Williams García uno de los precursores de los programas de opinión en las mañanas.

Su trabajo en la radio trascendió a la esfera nacional; le hizo merecedor del micrófono de oro que otorga el Círculo de Locutores dominicanos.

Su sello distintivo es la formalidad y su pasión por el derecho y el amor al trabajo; su carácter respetuoso y afable. Es una figura cuya imagen le confiere percepción social de integridad, ponderación de juicio y firmeza de convicción y carácter. Quizás por esto, fue Decano de la facultad donde hizo su licenciatura, por unos 8 años y, miembro de Consejo Directivo de la Escuela de la Judicatura, donde también es docente. Hoy es miembro del Consejo de Redacción del Anuario del Tribunal Constitucional, junto a otros notables juristas como su Presidente Milton Ray, Adriano Miguel Tejada, Domingo Gil y otros.

Con el paso del tiempo sus destrezas en el uso de la voz, dominio escénico y experiencia en el derecho, han venido perfilando junto a sus convicciones morales y a la comprensión del derecho y de la vida institucional, un marcado perfil de liderazgo en las luchas de los jueces por la autonomía del poder judicial. Así se percibe en sus frecuentes intervenciones en los medios locales y nacionales; en los eventos profesionales en los que interviene. Es lo que resalta en su discurso del 7 de enero de 2017: “el grave problema del Poder Judicial dominicano es que es un poder desposeído de poder. Se lo ha querido retornar al estatus de un poder mudo y neutro, como lo describiera Montesquieu. Se le ha atribuido una autonomía inorgánica, en la medida en que se lo asfixia impunemente a través del presupuesto, desconociendo el mandato de la ley".

Estos evidentes atributos que en adición a otros forman la personalidad de Aníbal Medrano, unidos a su formación académica, forjada en universidades nacionales e internacionales, como las de Barcelona y Costa Rica, constituyen no sólo la carta de presentación en su ámbito profesional, incluyendo los órganos de dirección del Poder Judicial, sino también, que sus condiciones intelectuales y éticas inspiran en la sociedad la confianza de que del tribunal que él forme parte o presida, siempre surgirán decisiones bien ponderadas y justas sobre los casos que debe conocer.

Como premio y valoración a su trayectoria de más de 24 años de carrera en la Judicatura, el Consejo del Poder Judicial le otorgó la Orden al Mérito Judicial; una distinción establecida por la ley 327-98, sobre Carrera Judicial. El galardón lo recibió en el marco de la celebración del Día del Poder Judicial, que tuvo lugar el sábado 7 de enero de 2017; un acto en que tuvo el discurso anual con las memorias y desafíos de la Justicia en el Departamento Judicial.

Además de a Medrano Mejía, el Consejo del Poder Judicial concedió la Orden al Mérito Judicial, a los muy conocidos y respetables magistrados Julio César Canó Alfau, del Distrito Nacional y Domingo Gil, de Santiago.

"Agradezco este alto honor, y asumo el compromiso que esta distinción supone, pues, con esto se redimensiona el grado de compromiso personal y profesional frente a la sociedad y a los demás integrantes del Poder Judicial".

Medrano Mejía dijo también en la ocasión: "siento que con este reconocimiento se envía un mensaje a los demás jueces y servidores judiciales, queriendo estimular la entrega, integridad y vocación de servicio, pues, este honor a tres servidores de una larga trayectoria que supera en cada caso los 24 años de servicio, así lo sugiere".

Claudio Anibal Medrano Mejía está casado con Delsa Jiménez, quien laboró hasta alcanzar la gerencia y retiro con honor en Scotiabank y, con quien procreó sus dos hijos; Anabel y Josue; Doctora en medicina veterinaria y licenciado en Derecho, respectivamente.
Via=>elJaya
Share on Google Plus

About SFM News

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario