Domingo de Pascua de la Resurrección del Señor

CIUDAD DEL VATICANO. El papa Francisco pidió que el pueblo de Venezuela “encuentre la vía justa, pacífica y humana para salir cuanto antes de la crisis política y humanitaria que lo oprime” y deseó que se “ponga fin inmediatamente al exterminio que se está llevando a cabo” con la guerra en Siria.
Francisco hizo estas consideraciones durante el mensaje de Pascual que leyó desde la logia central de la basílica de San Pedro del Vaticano, donde también impartió la bendición “Urbi et Orbi” (A la ciudad y al mundo), momentos después de presidir la misa del Domingo de Resurrección en la plaza de San Pedro del Vaticano.
“Suplicamos el fruto del consuelo para el pueblo venezolano, el cual (...) vive en una especie de ‘tierra extranjera’ en su propio país, para que encuentre (...) la vía justa, pacífica y humana para salir cuanto antes de la crisis política y humanitaria que lo oprime, y no falten la acogida y asistencia a cuantos entre sus hijos están obligados a abandonar su patria”, dijo.
También se refirió a Siria, donde su población está “extenuada por la guerra que no tiene fin” y llamó a “todos los responsables políticos y militares, para que se ponga fin inmediatamente al exterminio que se está llevando a cabo (en Siria), se respete el derecho humanitario y se proceda a facilitar el acceso a las ayudas” que la población necesita “urgentemente” y el regreso de los desplazados.
Francisco lamentó las “injusticias y violencias” y cargó contra la “miseria y exclusión”, el “hambre”, la “falta trabajo”, el rechazo social hacia “los refugiados”, “las víctimas del narcotráfico, de la trata de personas y de las distintas formas de esclavitud de nuestro tiempo”.
Mencionó a la península coreana para confiar en que “las conversaciones en curso promuevan la armonía y la pacificación de la región” y solicitó a los responsables que “actúen con sabiduría y discernimiento para promover el bien del pueblo coreano y construir relaciones de confianza en el seno de la comunidad internacional”.
Deseó paz para “Tierra Santa, que en estos días está siendo golpeada por conflictos abiertos que no respetan a los indefensos, para Yemen y para todo el Oriente Próximo”, y condenó el hambre, los conflictos y el terrorismo en África.
Previamente el papa presidió la misa del Domingo de Resurrección en la plaza vaticana y, al contrario que otros años, pronunció una homilía y lo hizo de manera espontánea, sin leer ningún discurso escrito.
Francisco habló de dos conceptos, la “sorpresa del anuncio” de Jesús resucitado y “la prisa” de la gente que acudió al sepulcro para comprobar efectivamente que ya no estaba y lanzó una pregunta a los asistentes: “¿Y yo, qué?”, para invitarles a reflexionar sobre cómo actúan en la vida, si corren hacia las sorpresas o permanecen inmóviles.

El colorido telón floral de la Plaza de San Pedro en Pascua












Miles flores y plantas de jardín conforman el colorido telón de fondo de la Misa celebrada por el Papa Francisco el Domingo de Pascua. Entrevista con el florista holandés Charles Lansdorp de la Fundación Felini, encargada de la organización
Ciudad del Vaticano
Como es tradicional, los floristas holandeses rinden homenaje al Papa y a la celebración de la Santa Pascua con la decoración floral de la Plaza de San Pedro. En efecto, 50.000 flores y plantas de jardín, han llegado directamente de Holanda, para crear un inmenso jardín florido. La posición de los árboles ha sido estudiada para no disturbar el desarrollo de la Misa Pontifical y para facilitar los enfoques televisivos de la solemnidad, seguida por millones de telespectadores de todo el mundo.

La orquídea Cymbidium, símbolo de la amistad y del amor puro

Este año, la protagonista es una orquídea verde llamada “Cymbidium”, explica para Vatican News el florista holandés Charles Lansdorp, encargado de las relaciones públicas de la Fundación Felini, responsable de la organización de las flores en la plaza de San Pedro. La “Cymbidium” es símbolo de la amistad y del amor puro. En la simbología cristiana, las manchas en los pétalos de la orquídea representan la sangre de Cristo.
Los mil ramos de esta particularmente resistente y durable orquídea serán acompañados por los clásicos tulipanes holandeses,  más de 20.000 – explica Landorf – además de lilium, rosas avalanche y delphinium color azul.

30 floristas holandeses para crear un jardín primaveral

Es el 32° año consecutivo que el sector floricultor holandés se ocupa de la decoración floral de la Plaza de San Pedro en ocasión de esta importante solemnidad. La preparación está en manos de un grupo de 30 floristas holandeses con la ayuda de algunos voluntarios – precisa Charles Lansdorp – que en poco más de dos días transforma la Plaza de San Pedro en un inmenso jardín primaveral.

Poner en comunicación las generaciones a través de las flores

Charles Landorf describe también una iniciativa especial de la cual es promotor desde 1998: la Fiesta de los Abuelos, que en Italia inició a celebrarse en el 2005, el 2 de octubre, en la conmemoración de los Ángeles Custodios. “Mi Fundación – afirma –  tiene como objetivo poner en comunicación las generaciones, abuelos y nietos,  enseñando a los niños a crear ramilletes de flores para regalar a los abuelos. “Es algo muy especial para nosotros” – asegura.
SANTO DOMINGO. La Semana Santa, conocida como Semana Mayor, es un período de siete días que comienza con el Domingo de Ramos y culmina con el Domingo de Resurrección. Con ésta, el cristiano conmemora el Triduo Pascual, es decir, los momentos de la Pasión, la Muerte y la Resurrección de Jesucristo.
El Viernes Santo es, fundamentalmente, un día de duelo durante el cual se recuerda la crucifixión de Jesucristo en el Calvario. Jesús es quien, según los escritos bíblicos, vino al mundo para salvar del pecado a la humanidad y darle la vida eterna. De allí que la cruz se haya tomado como el símbolo de la gloria para la adoración de los cristianos.
Este día, la Iglesia Católica manda a sus fieles, como penitencia, a practicar ayuno y abstinencia de carne.
También es costumbre rezar el viacrucis y meditar sobre las siete palabras de Jesús en la cruz, así como participar en la liturgia de adoración a este símbolo, y acompañarlo en el sufrimiento. A las 3:00 de la tarde es también costumbre recordar la crucifixión rezando el Credo.
Durante la noche, se conmemora la muerte de Cristo con himnos solemnes, oraciones de acción de gracias, así como un mensaje centrado en el sufrimiento de este por los seres humanos.
¿Qué sucedió el Viernes Santo?
Llegada la mañana, todos los principales sacerdotes y los ancianos del pueblo se reunieron. Jesús, estaba de pie delante de Poncio Pilato, gobernador de Judea, y éste le preguntó: “¿Eres tú el Rey de los judíos? Y Jesús le dijo: Tú lo dices”.
Pilato, respondió: “¿No oyes cuántas cosas testifican contra ti?”, pero Jesús no le respondió...
Para esa fecha, era costumbre del gobernador soltar en el pueblo a un preso, el que quisiesen. Y tenían entonces un preso famoso llamado Barrabás.
Pilato les preguntó: “¿A quién queréis que os suelte: a Barrabás o a Jesús, llamado el Cristo?”, pero los principales sacerdotes y los ancianos persuadieron a la multitud de que pidiese a Barrabás, y que Jesús fuese muerto, y ellos dijeron: “A Barrabás”.
Pilato les dijo: “¿Qué, haré de Jesús, llamado el Cristo? Todos le dijeron: ¡Que sea crucificado!
Y el gobernador les dijo: pues ¿qué mal ha hecho? pero ellos gritaban aún más, diciendo: ¡que sea crucificado!”.
Viendo Pilato que nada adelantaba, sino que se hacía más alboroto, tomó agua y se lavó las manos delante del pueblo, diciendo: “Inocente soy yo de la sangre de este justo; allá vosotros”.
Entonces les soltó a Barrabás; y habiendo azotado a Jesús, le entregó para ser crucificado.
En ese momento, los soldados del gobernador llevaron a Jesús al pretorio y reunieron a su alrededor a toda la compañía; y desnudándole, le echaron encima un manto de escarlata, y pusieron sobre su cabeza una corona tejida de espinas, y una caña en su mano derecha e hincando la rodilla delante de él, le escarnecían, diciendo: “¡Salve, rey de los judíos!”. Escupiéndole, tomaban la caña y le golpeaban en la cabeza.
Después de haberle escarnecido, le quitaron el manto, le pusieron sus vestidos y le llevaron para crucificarle. Y cuando llegaron a un lugar llamado Gólgota, que significa: Lugar de la Calavera, le dieron vinagre mezclado con hiel; pero después de haberlo probado, no quiso beberlo.
Cuando le hubieron crucificado, repartieron entre sí sus vestidos, echando suertes, para que se cumpliese lo dicho por el profeta: “Partieron entre sí mis vestidos, y sobre mi ropa echaron suertes”.
Y pusieron sobre su cabeza su causa escrita: “Este es Jesús, el rey de los judíos”. Entonces crucificaron con él a dos ladrones, uno a la derecha, y otro a la izquierda.
Y desde la hora sexta hubo tinieblas sobre toda la tierra hasta la hora novena. Cerca de la hora novena, Jesús clamó a gran voz, diciendo: “Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has desamparado?”.
Mas Jesús, habiendo otra vez clamado a gran voz, entregó el espíritu.
Cuando llegó la noche, vino un hombre rico de Arimatea, llamado José, que también había sido discípulo de Jesús.
Este fue hacia Pilato y pidió el cuerpo de Jesús. Entonces Pilato mandó que se le diese el cuerpo. Y tomando José el cuerpo, lo envolvió en una sábana limpia, y lo puso en su sepulcro nuevo, que había labrado en la peña; y después de hacer rodar una gran piedra a la entrada del sepulcro, se fue.


La Iglesia Católica inicia los actos centrales de Semana Santa

SANTO DOMINGO. La Iglesia Católica entra hoy a la segunda y más importante parte de la Semana Santa, con ceremonias sobre la institución del sacerdocio, bendición de los óleos, la celebración de la Santa Cena o instauración eucaristía e inicia el triduo pascual que culmina con el domingo de resurrección.
Hoy se celebra la misa crismal en donde los sacerdotes de una diócesis, en presencia de sus obispos, renuevan sus votos y reciben los óleo o aceites bendecidos de los catecúmenos y los enfermos.
Los sacerdotes Joselito Abreu, párroco de la Iglesia San Vicente de Paúl, Fray Santiago Bautista, de Paz y Bien Wilfredo Montaño, de Capotillo explicaron que en horas de la tarde se celebra la Santa Cena o la Cena del Señor, que es donde Jesús deja instituida la celebración de la eucaristía para que la hagan en su memoria. Montaño resaltó la importancia de las distintas actividades de la iglesia, y explica que Jesús no alteró los procesos para que se cumpliera lo que estaba escrito que era su pasión, muerte y resurrección.
En esa eucaristía el o los celebrantes lavan los pies a 12 feligreses como símbolo de la humildad de Jesús para con sus discípulos y la Humanidad. En unos casos se escoge a gente que asiste a la celebración de ese día y en otros casos son preseleccionados.
“El jueves en la noche es de profunda meditación, oración”, dijo Fray Santiago Batista. Después de la Santa Cena se hace una programación en cada parroquia para acompañar al Santísimo. Durante ese tiempo, y en algunos casos durante toda la Semana Santa, se organizan retiros espirituales.
En el caso de la iglesia San Vicente de Paúl, se hace un retiro para hombres y otro para mujeres en las mismas instalaciones del colegio que está al lado de la parroquia.
El viernes la principal actividad en la mañana son los víacrucis por los alrededores de los templos. En algunos casos se hacen denuncias sobre los males que afectan al pueblo. El viernes santo no se consagra la forma u hostia y los feligreses consumen las que fueron consagradas el día anterior.
“Entonces el sábado santo la iglesia permanece en oración, en silencio junto al Señor, muerto por nosotros”, dijo el padre Joselito Abreu.
Para el sábado en la noche se inicia la vigilia pascual que consta de nueve lecturas y el domingo es la resurrección del Señor.

Lo que hacen los no católicos en Semana Santa

SANTO DOMINGO. Las iglesias no católica realizan sus actividades normales durante el asueto de la Semana Santa, excepto la episcopal que realiza un ritual muy parecido a la que celebran los católicos.
Los testigos de Jehová no guardan ningunos de los rituales de la Semana Santa como los católicos. En lo único que coinciden es el recordatorio de la muerte de Jesús con una cena donde se consume pan sin levadura cumpliendo el mandato de que “hagan esto en conmemoración mía”.
Pero para los católicos esta celebración es el Jueves Santo, para los testigos de Jehová este año fue ayer miércoles.
“Solo que muchos han distorsionado esto, en lugar de recordar con aprecio este sacrificio, lo que hacen es una orgía, una fiesta, un bullicio que han desnaturalizado el propósito de la cena, ni quiera repiten elemento”, dice el anciano Crispín.
Los evangélicos aprovechan los días de descanso para realizar encuentros desde el jueves hasta el sábado, jornadas de oración, mensajes y conferencias para fortalecer la fe, informó el reverendo Palmero Núñez.
La Iglesia Adventista del Séptimo Día no organiza ningún calendario especial para la Semana Santa y desarrolla sus actividades cotidiana y como dice el pastor Teófilo Silvestre, secretario Nacional de Iglesias, el tiempo lo dedican a servicios sociales.
Explicó que en el país hay 1,267 iglesias, 225 pastores y una feligresía de 303,000 que incluye a más de 1,500 jóvenes.
Durante la Semana Santa los mormones se unen al resto del mundo cristiano para recordar la vida, muerte y resurrección del Salvador, pero más que la celebración lo que conmemoran es la resurrección.
En ese tiempo además de dedicarse a descansar, realizan actividades como la Conferencia General mundial donde cientos de niñas, jóvenes y mujeres mayores de 8 años de edad asistirán a las diversas capillas de la Iglesia diseminadas en la geografía nacional.
También la reunión sacramental especial: Las feligresías de la Iglesia se congregan cada semana el día Domingo a celebrar la reunión sacramental (que viene siendo parecida a la misa católica en su naturaleza, aunque no en su forma.
Y la adoración en el templo: Los Santos de los Últimos Días visitan el templo ubicado en la avenida Bolívar con cierta regularidad para realizar ordenanzas (ceremonias) propias de su adoración religiosa.
La Iglesia Mita en Aaron las actividades son normales, pero para el fin de semana se reunirán jueves viernes y sábado en vigilia desde la una de la tarde hasta las tres de la mañana.
Los que más se parecen a los católicos en los rituales de la Semana Santa es la Iglesia Episcopal cuyas actividades inician con el domingo de ramos y concluyen con el domingo de resurrección.
Celebran la Santa cena, el lavatorio de los pies, realizan vigilias y culminan con la resurrección del señor.

Share on Google Plus

About SFM News

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario