BREAKING NEWS

15 ago. 2012

Baltimore necesita inmigrantes

Baltimore, Maryland, una importante ciudad en la costa este de Estados Unidos, cerca de Washington DC, ha adoptado una política para atraer más inmigrantes a que echen raíces, abran negocios y empiecen a hacer sus vidas y construir su futuro ahí. La ciudad ha estado perdiendo población a un ritmo constante en las últimas décadas, con efectos negativos sobre la economía.
Además de promover programas de educación, acceso lingüístico y de concientización ciudadana, la alcaldesa emitió una orden ejecutiva que prohíbe a las autoridades locales cuestionar el estatus migratorio de inmigrantes.
La iniciativa es contraria a lo que está sucediendo en muchos otros lugares de EE.UU. como Arizona y Alabama, que han adoptado estrictas leyes antiinmigrante. Algunos críticos acusan a la ciudad de estar convirtiéndose en un santuario para indocumentados.

A gusto

En Baltimore hay comunidades provenientes de África y Asia pero la que está creciendo más rápidamente es la latina, atraída por las perspectivas de prosperidad y el ambiente relajado que encuentran.
Alma Rivera y su familia
Baltimore busca atraer a diez mil familias inmigrantes en los próximos diez años.
"Oficialmente hay unos 26.000 latinos en Baltimore", dijo a BBC Mundo Catalina Rodríguez, coordinadora de Asuntos Hispanos de la Alcaldía. "Pero sabemos que los números son más altos".
Esa cifra, aunque no se ajuste a la realidad, representa un crecimiento de más del doble de hispanos en la última década.
La mayoría proviene de México, pero también los hay de América Central y el Caribe. Una de las nacionalidades que se está empezando a sentir es la ecuatoriana.
"Queremos atraer a diez mil familias en los próximos diez años y que se corra la voz que aquí están bienvenidos"
Catalina Rodríguez, coordinadora de Asuntos Hispanos de la Alcaldía
Por orden de la alcaldesa Stephanie Rawlings-Blake, ningún recurso de la ciudad puede ser utilizado para "investigar, cuestionar, detener o arrestar a un individuo en base a que haya, o se sospeche que haya, una violación de las leyes federales de inmigración".
"Aquí puede uno salir tranquilo, sin sentir esa presión de que lo vayan a parar", expresó a la BBC Alma Rivera, una hondureña que llegó indocumentada a Estados Unidos y se asentó en Baltimore. "Yo estoy enamorada de Baltimore", confesó.
Hace un año, Alma Rivera logró legalizar su estatus migratorio y trajo a sus hijos a vivir con ella. Los menores residen con una visa especial, están matriculados en las escuelas públicas y adelantan el proceso para ser residentes.
[ Leer mas aqui ]

Share this:

Publicar un comentario

 
Copyright © 2020 SFM NEWS. Designed by SFMNews